Acciones, Depositphotos

Empresarial

La resurrección de GameStop

Gabriel García Antelo

viernes 14, mayo 2021 • 7:00 am

Compartir

Ni en los mejores tiempos de la venta retail de videojuegos físicos la acción de GameStop llegó a valer tanto. En un lejano 2007, cuando Playstation 3 y Xbox 360 reinaban en los salones de medio mundo y las cestas de las tiendas de segunda mano se llenaban de copias de Call of duty y Fifa que eran comprados y revendidos una y otra vez dejando beneficios sin par a empresas como Game y GameStop, las acciones de la popular cadena de venta al por menor de videojuegos llegó a cotizar ligeramente por encima de los 60 dólares para luego ir languideciendo a la vez que más y más tiendas de GameStop iban cerrando en la mayoría de los países a los que se había expandido en la época de las vacas gordas, hasta que a finales de enero multitud de pequeños inversores se organizaron para comprar sus acciones llegando a multiplicar su valor por 20 en muy poco tiempo, saltando a la primera plana de los medios económicos de medio mundo y de paso haciendo crecer el patrimonio de no pocos inversores.

La rebelión de los enanos

Nada hacía pensar, en las postrimerías de 2020, que la acción de GameStop podría subir su cotización como si de una criptomoneda se tratase, de hecho, su debilidad era tan evidente que grandes fondos de inversión especializados en operaciones de riesgo habían empeñado importantes cantidades bajo la (más que previsible) premisa de que la acción continuaría cayendo.

Para lograr un beneficio invirtiendo en bolsa en acciones que tienen todas las papeletas de seguir cayendo, estos inversores de riesgo adquieren momentáneamente (o alquilan, si lo prefieren) acciones a sus poseedores bajo la promesa de devolverlas pasado un tiempo con algún tipo de estipendio por las molestias, entonces las venden obteniendo un beneficio y las recompran una vez se ha logrado que el precio baje, para devolverselas al legítimo propietario con el plus que se haya pactado. Para que el precio baje se deben vender gran cantidad de acciones, y aún así nada garantiza que el precio termine por caer, por lo que la práctica es extremadamente arriesgada, y en este caso se han encontrado con la respuesta de una comunidad organizada de pequeños inversores, que ha hecho que la jugada le saliera muy mal a estos fondos de inversión de riesgo, y muy bien a aquellos que invirtieron lo suficiente y en el momento adecuado, produciéndose otra vez una de esas situaciones David contra Goliat que tanto gustan.

Finalmente los inversores de riesgo tuvieron que recomprar las acciones de GameStop a un precio mucho mayor de aquel por el que fueron vendidas, ya que el compromiso de devolverlas a los legítimos propietarios era ineludible.

GameStop en las plataformas de trading

Pero para invertir en GameStop no es obligatorio sacarse la licencia de operador de bolsa, ya que en el trading online también se puede negociar con sus acciones abriendo posiciones apalancadas, en este caso sin comprar acciones a sus anteriores propietarios sino tratando de predecir si la tendencia será alcista o bajista.


En este caso los traders no alteran el mercado en un sentido ni en otro, no hacen subir ni bajar las acciones, intentan predecir el impacto de otros actores y de los acontecimientos en la cotización para elaborar sus estrategias, eso sí, el apalancamiento tiene sus propios y nada desdeñables riesgos que hay que comprender antes de empezar con el trading online.

Como demuestra lo acontecido con GameStop, hay que estar muy atento a todo lo que ocurre en este mundillo, no sólo atendiendo a las opiniones de los grandes inversores y de los entendidos, ya que multitud de pequeños inversores han logrado torcerle el brazo a gigantes del sector jugando a su mismo juego, y también demuestra la necesidad de ser muy precavido e incluso observar los acontecimientos desde fuera si se prevén turbulencias, siempre habrá tiempo de operar cuando las aguas estén más calmadas, y de paso se puede utilizar ese tiempo sin operar para repasar las reseñas de los brókeres regulados y elegir la mejor plataforma de trading online.