La obra civil de la hidroléctrica en el cauce del río Torola, ahora rebautizada como "3 de febrero", será entregada en el segundo mes de 2021.

Economía

La represa El Chaparral comenzará a producir electricidad en la temporada de lluvias de 2021 La obra civil de la central, rebautizada como “3 de febrero”, será entregada en el segundo mes de 2021. La Cel además avanza en el proceso de embargo contra la italiana Astaldi por $227 millones.

José A. Barrera

jueves 1, octubre 2020 • 10:30 am

Compartir

La obra civil de la quinta gran hidroeléctrica de El Salvador será entregada en febrero y se espera que comience a inyectar energía la red eléctrica nacional con el inicio de la temporada de lluvias de 2021.

El proyecto conocido como “El Chaparral” -y rebautizado por la administración Bukele como “3 de febrero”- culminará así un tortuoso camino de más de una década en su construcción la cual también fue salpicada por un millonario escándalo de corrupción.

Daniel Álvarez, presidente de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (Cel), explicó esta mañana en Canal 12 que la nueva central comenzará con pruebas de generación cuando las lluvias de la temporada 2021 comiencen a llenar el embalse ubicado al norte del departamento de San Miguel en el cauce del río Torola.

El proyecto, con capacidad de 67 megavatios, tenía un costo inicial de $207.8 millones, pero la obra terminará costando más de $750 millones, mientras que el caso seguirá en los tribunales.

Esta semana, la jueza del Noveno de Instrucción de San Salvador avaló un nuevo embargo a la empresa italiana Astaldi, por $227 millones en concepto de daños y perjuicios.
La constructora fue contratada en la administración del presidente Elías Antonio Saca (2004-2009) para el desarrollo de un contrato “llave en mano”, es decir que incluía el diseño y construcción de la obra.


Álvarez explicó que el monto del embargo fue definido por cálculos que incluyen la indemnización a la empresa, intereses por el préstamo para la construcción de la obra y energía no generada para un proyecto que se pactó estaría en línea en cuatro años.

El funcionario dijo que el monto representa no solo los $68 millones, de más de los $41 comprobados que tenían que haberse ejecutado, ya que incluyen $111.57 millones que la central tuvo que haber producido y $54.7 millones de intereses del préstamo del Banco Centroamericano para la Integración Económica.

Agregó que el embargo no solo busca subsanar el acto de corrupción, sino las consecuencias que este retraso tiene.

Álvarez añadió que esperan que el embargo avance y se reintegren los fondos, porque hubo un desvío desde su casa matriz, la cual tenía que estar enterada de las irregularidades que involucran al expresidente Mauricio Funes (2009-2014) y varios de sus colaboradores.

Mejora producción hidroeléctrica

El presidente de Cel dijo que la producción de la autónoma creció este año, en parte, por lo copioso de la temporada 2021.

Destacó que la generación de las empresas que opera la autónoma subió en 42 % en comparación con la de 2019.

“Este año la lluvia ha sido bastante bondadosa”, dijo Álvarez que explicó que los niveles de los cuatro embalses sobre el río Lempa operan en niveles óptimos que el agua se ha manejado para que la hidroeléctrica 15 de Septiembre, haga la menor cantidad de descargas posibles.

El manejo permitió cubrir la demanda nacional, mermada por la pandemia, pero permitió hacer exportaciones a los mercados de Honduras y Nicaragua.

Nuevos proyectos en camino

El presidente de la Cel también destacó que la autónoma busca reactivar la producción usando fuentes geotérmicas. Adelantó que buscan reactivar el proyecto del parque geotérmico de Chinameca (San Miguel) el cual considera puede desarrollarse en 18 meses y que puede inyectar 25 megavatios adicionales.

También explicó que avanza el plan para el segundo “ciclo binario” en Berlín, lo que permitirá reactivar la producción geotérmica después de 15 años de no desarrollarse nuevos proyectos pese al potencial que el país tiene en este campo.

Otra de las novedades es un plan para la construcción de una planta de biogás administrada por la Cel, la cual estaría ligada a una solución para eliminar la proliferación de ninfas en los embalses de la autónoma, donde también pretenden instalar paneles solares.

Conclusiones

El proyecto conocido como “El Chaparral” -y rebautizado por la administración Bukele como “3 de febrero”- culminará así un tortuoso camino de más de una década en su construcción la cual también fue salpicada por un millonario escándalo de corrupción. Daniel Álvarez, presidente de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (Cel), explicó que la nueva central comenzará con pruebas de generación cuando las lluvias de la temporada 2021 comiencen a llenar el embalse ubicado al norte del departamento de San Miguel.