Editorial

martes 11, octubre 2016 • 12:00 am

La relación con EE.UU. debe cuidarse

Compartir

Los continuos ataques del FMLN a la supuesta injerencia de la embajadora de los Estados Unidos y de otros diplomáticos que expresan sus preocupaciones sobre los graves problemas nacionales, son parte de esa actitud arrogante e intolerante del oficialismo a toda crítica a su gobierno.

Cuando los ataques no se enfilan a la Sala de lo Constitucional o a los empresarios privados, entonces se enfilan a los medios de comunicación independientes o a los embajadores extranjeros. El FMLN jamás asume la responsabilidad propia de sus actos, siempre busca culpar a otros de sus yerros. En contraste, el FMLN ha buscado repetidamente la injerencia y el patrocinio de Venezuela y el grupo Alba, así como del llamado Foro de São Paulo, para atacar a la Sala de lo Constitucional.

Pero lo irónico es que mientras desde el gobierno se buscan desesperadamente recursos de Estados Unidos, el Frente se encarga de atacar y desprestigiar a su representante en El Salvador.

Estados Unidos ha demostrado ser un aliado y un socio permanente en nuestra historia, es una relación que debemos cuidar. Es el hogar de casi tres millones de salvadoreños y nuestro principal mercado de exportaciones. Pero además, ha cooperado y contribuido con el país de manera constante, independientemente del gobierno que esté y ninguna calentura ideológica debe poner en riesgo esos aportes que benefician a tantos salvadoreños.