Ante la ausencia del Estado alguien lo ocupará y en el caso de nuestro país ese vacío lo asumió el crimen organizado y las pandillas; en estos espacios en zonas suburbanas y rurales principalmente se cometen: pagos de peajes para circulación de personas y taxis, renta, privaciones de libertad (desaparecidos), por medio de la extorsión y asesinados han quebrado y desplazado a los micros y pequeños empresarios, quedándose ellos con los negocios logrando monopolios y obligando a la comunidad a comprarles solo a ellos generando economías paralelas, medidas de seguridad paralelas, sistemas de recaudación paralelos y efectivos el retraso o no cumplimiento se paga con la muerte misma. En resumen el crimen organizado se disputa el monopolio del uso de la fuerza, es funcionalmente un estado fallido en muchas zonas del país.

Opinión

La recuperación de territorios

Ricardo Sosa / Criminólogo

martes 4, junio 2019 • 12:00 am

Compartir

Ante la ausencia del Estado alguien lo ocupará y en el caso de nuestro país ese vacío lo asumió el crimen organizado y las pandillas; en estos espacios en zonas suburbanas y rurales principalmente se cometen: pagos de peajes para circulación de personas y taxis, renta, privaciones de libertad (desaparecidos), por medio de la extorsión y asesinados han quebrado y desplazado a los micros y pequeños empresarios, quedándose ellos con los negocios logrando monopolios y obligando a la comunidad a comprarles solo a ellos generando economías paralelas, medidas de seguridad paralelas, sistemas de recaudación paralelos y efectivos el retraso o no cumplimiento se paga con la muerte misma. En resumen el crimen organizado se disputa el monopolio del uso de la fuerza, es funcionalmente un estado fallido en muchas zonas del país.

En este contexto de ausencia del Estado la población tiene tres opciones ante la frustración se rinde y se acostumbra, se defiende o sigue esperando que el Estado cumpla con uno de sus deberes fundamentales que es brindar seguridad; qué irónico resulta pretender las propuestas o apoyos de recuperar el territorio, facilitando la legalización y armamento para civiles para darle vida legal a grupos ilegales armados denominados defensas civiles, lo cual, en lugar de que el Estado retorne se le delega a civiles que sean ellos que combatan, enfrenten y vean cómo salen con los grupos criminales. La participación ciudadana es fundamental para ello deben de facilitar la organización de la comunidad.

Es vital revisar los planes de seguridad en el combate y represión los municipios intervenidos deben de ampliarse,  fortalecer la Policía Comunitaria respetando los derechos humanos y constitución; solo combatiendo los factores criminógenos de manera efectiva involucrando las Ciencias Forenses y sus auxiliares se podrán revertir las causas de origen; la prevención debe de profundizarse pero con reforma profunda al modelo educativo y llevando a las comunidades más necesitadas los servicios básicos asistenciales del Estado.

El pasado domingo el señor presidente de la República, Nayib Bukele, en su primer intercambio con la prensa y ante la primer pregunta relacionada a la seguridad manifestó y anunció: “Vamos a trabajar todos juntos, antes lo que se hacía es que entraban la Policía y el Ejército, controlaban el territorio y luego se retiraban y el territorio era nuevamente controlado por las pandillas; lo que se hará ahora es que si se controla un territorio, el Estado va a entrar con todas sus capacidades”, afirmó el señor presidente.

Además, reforzó que instituciones como educación, salud, cultura y otros ministerios participarán de manera integral con el liderazgo del Ministerio de Justicia y Seguridad. Es una acción valiente y de claridad del señor presidente el reconocer, aceptar y enviar un mensaje de esperanza al pueblo

Les deseo el mayor éxito al señor presidente y gabinete de seguridad en su gestión, que todos sus proyectos y objetivos sean superados en beneficio de la población, que todo lo que emprendan sea prosperado, ya que sin seguridad no habrá desarrollo; combatir la inseguridad les permitirá alcanzar el cumplimiento pleno de su plan de desarrollo nacional, y evitará que la población decida abandonar nuestro país y que otros decidan regresar e invertir en nuestro amado país.