Editorial

sábado 12, noviembre 2016 • 12:00 am

La preocupación sobre Trump y los migrantes

Compartir

El Gobierno y toda la sociedad salvadoreña -residente en el país y en el exterior- deberían estar ge-nuinamente preocupadas si el próximo presidente estadounidense, Donald Trump, decide cumplir sus promesas en temas migratorios y, especialmente, con la deportación de personas indocumentadas, de los cuales tenemos una elevada cuota.

La principal preocupación, como hemos dicho antes, es sobre los 200 mil salvadoreños amparados en Estados Unidos por el TPS, una decisión exclusiva del presidente de ese país y que ha trascendido el partido del mismo.

El discurso de Trump sobre el muro con México, las deportaciones masivas y sus expresione racistas hacia los latinos, son motivos de honda preocupación. La deportación masiva de nuestros connacionales sería una catástrofe humanitaria y económica para El Salvador, en momentos que afronta la peor crisis financiera y de seguridad de su historia. La reducción de las remesas sería un tiro de gracia para nuestra economía y la posibilidad de una depresión económica sería real.

El Gobierno de Salvador Sánchez Cerén y su partido, el FMLN, deberían tomar conciencia que el contexto nacional e internacional no les favorece y que deben cuidar la relación con Estados Unidos, apagando esa retórica antinorteamericana que podría avivar el fuego antiinmigrante.