Buenos Días

La PNC da pena ajena en el caso de Carla Ayala

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

miércoles 28, febrero 2018 • 12:00 am

Compartir

El fiasco policial de ayer con el caso de la agente Carla Ayala es para preocuparse. La PNC ha sumado ya demasiadas deficiencias en la investigación de este caso y uno empieza a preguntarse ¿qué está fallando en la institución?.

¿Cómo es que una agente de la PNC es sacada de una fiesta llena de policías -con las jefaturas presentes- luego es desaparecida y presuntamente asesinada por un colega que también desaparece y dos meses después no se sabe ni dónde está el cuerpo ni dónde está el victimario?

Yo sentí lástima, sentí pena ajena ayer por la PNC. Hay muchas cosas que cuestionar sobre el procedimiento. Hay que preguntarse si la investigación se hizo apropiadamente. El problema de nuestras instituciones es que muchas veces, como ha quedado demostrado en los tribunales, se dejan llevar o por suposiciones y chambres o por supuestos informantes que inventan cualquier cosa para reducir su tiempo en prisión. Este caso parece ser uno de esos.

El caso se agrava además por las continuas denuncias de abusos contra las mujeres policías dentro de la institución. Además, se habla muy mal de la trayectoria del agente que presuntamente la asesinó y entonces uno se pregunta ¿cómo es que tienen ese tipo de policías en la corporación?

Si la PNC es incapaz de resolver una investigación de un caso que involucra a dos agentes de la propia institución. ¿Qué podemos esperar de casos donde las víctimas son ciudadanos comunes y corrientes? ¿Será por eso que vivimos en esta ola de impunidad y criminalidad interminables?

El acelerado deterioro de la imagen de la Policía Nacional Civil no es un asunto que se resuelve con una ofensiva de relaciones públicas desde un bunker de Cifco, necesita cambiarse muchas cosas y muchas personas para que como ciudadanos podamos recuperar la confianza.