Editorial

martes 1, septiembre 2020 • 12:00 am

La Patria cumple 199 años entre tiempos difíciles La patria está afligida y dolida por los efectos de la pandemia. Necesita sanar esa división malsana que tanto nos daña

Compartir

Iniciamos hoy el mes de la Patria en un contexto sumamente complejo para El Salvador. La pandemia del coronavirus nos ha sumido en una profunda crisis económica y social que también ha derivado en una confrontación política que aleja los ideales de unidad que tanto anhelamos estos días de fiestas nacionales.

A diferencia de años anteriores, no habrá coloridos desfiles escolares ni vibrantes discursos cargados de patriotismo que entonan nuestros dirigentes políticos y funcionarios en sendos actos públicos.

Pero la Patria aquí está, afligida y dolida en tiempos de pandemia. Cargada de una división catastrófica y una incertidumbre malsana. Es momento de vencer desafíos y no amilanarse ante las adversidades que enfrentamos.  La mezquindad política nos sigue haciendo muchísimo daño como país y también priorizar el calendario electoral a los intereses de Nación.

La Patria no existe sin el amor de sus hijos y es necesario luchar por un país mejor, desterrando la violencia, la corrupción y la polarización que tanto nos han hecho daño en los últimos 40 años y que la clase política se niega a abandonar porque es parte de su negocio electoral.

Ser buenos ciudadanos, virtuosos y cumplidores de la ley, es hacer Patria.  Ser funcionarios honestos y correctos, es hacer Patria.  Esta patria que demanda un cambio de rumbo.  Un rumbo que deje atrás  la violencia, la crisis económica, la impunidad, la corrupción, la polarización, el odio de clases y el manejo irresponsable de la cosa pública.

Que el mes patrio no sea solo discurso y desfiles, piensen más allá que las próximas elecciones.