Editorial

jueves 21, enero 2021 • 12:00 am

La pandemia depende de su propia responsabilidad Ningún gobierno ni ningún médico va a cuidarlo mejor que usted mismo. si usted no actúa con responsabilidad, se contagiará y afectará a sus seres queridos.

Compartir

Según los datos oficiales sobre la pandemia de coronavirus, los contagios han aumentado un dramático 76 % en el último mes y en promedio, una persona ha fallecido de covid-19 en El Salvador cada tres horas desde que inició el 2021. El Colegio Médico ha advertido que existe un incremento sostenido que se ha dado  en casi todos los departamentos.

Ambas cifras nos dan una dimensión de la terrible situación de la pandemia que sufrimos. Tanto las autoridades sanitarias como el Colegio Médico y reconocidos médicos habían advertido de cómo la población había bajado la guardia en las últimas semanas y cómo los casos estaban aumentando y seguiría en incremento debido a las aglomeraciones y reuniones sociales durante las celebraciones de Navidad y Año Nuevo.  Parece que esas advertencias entraron por un oído y salieron por otro, simplemente la población no prestó atención y continuó su vida como si nada.

Como bien han dicho los especialistas médicos del país, hay una especie de “fátiga pandémica”, un fenómeno mundial en el que la gente baja la guardia y se descuida, creyéndose “inmune” y es ahí donde se extienden los contagios y las hospitalizaciones. Es el fenómeno que se repite por todo el mundo y que ha sido particularmente grave en naciones europeas y los Estados Unidos.

Los contagios en la pandemia solo se reducirán en la medida de la propia responsabilidad se aplique para cuidarse y cuidar a los seres queridos, a las personas de su entorno. No hay Gobierno ni médico que lo pueda cuidar mejor que usted mismo. Usar la mascarilla todo el tiempo, el alcohol gel y mantener la distancia social son vitales. Hay que evitar las aglomeraciones porque son el principal foco de infección, sino esta enfermedad y sus recurrentes rebrotes serán difíciles de controlar y la vuelta a la normalidad prepandémica será cada vez más lejana.