Florentín Meléndez, exmagistrado de la Sala de lo Constitucional

Política

“La omisión de la Asamblea anula el Estado de Derecho”

Yolanda Magaña

viernes 9, noviembre 2018 • 12:03 am

Compartir

El exmagistrado Florentín Meléndez cree que la división de poderes en El Salvador está trastocada y que el Estado de Derecho está anulado por la omisión de la Asamblea Legislativa al no elegir magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). Aclaró que la elección no solo debe ser oportuna, sino una buena elección.

En una conferencia sobre la omisión de la Asamblea Legislativa en la elección de los magistrados de la Sala de lo Constitucional, dijo que hay un impacto estructural en el país que muestra una insensibilidad y menosprecio hacia la Constitución de la República.

Puso como ejemplo una persona capturada que demandó un hábeas corpus a la autoridad “porque lo golpeó brutalmente”, en busca del cumplimiento de su “derecho de integridad personal”. “Esa persona está sin justicia, esperando que la Asamblea nombre magistrados para que le resuelvan este caso de parte de las autoridades del Estado”, relató en referencia a una de las nuevas demandas que ha recibido la secretaría de la Sala de lo Constitucional por ahora inexistente.

El abogado consideró que la omisión de la Asamblea está atentando contra el Estado de Derecho, la división de poderes y los pesos y contrapesos requeridos en toda democracia.

“La omisión de la Asamblea Legislativa de nombrar bien y en tiempo de los magistrados de la Sala atenta nada menos contra el Estado constitucional, democrático y social de Derecho en El Salvador. Anula el Estado de Derecho, debilita sustancialmente el Estado de Derecho, y lo digo porque afecta, neutraliza cinco elementos jurídico políticos del Estado de Derecho”, fueron sus palabras.

Explicó que se ha anulado el Estado de Derecho en El Salvador, porque faltan cinco elementos esenciales para que exista: se está desconociendo por parte de la Asamblea Legislativa la supremacía de la Constitución de la República, está anulando la protección y la defensa de los derechos constitucionales, está anulando prácticamente el control de la constitucionalidad de las leyes; y además está trastocando o trastornando “en esencia la división de poderes”. “Con ello (se trastoca) el sistema de pesos y contrapesos que debe imperar en una sociedad democrática”, subrayó.

La omisión de los diputados, al no elegir bien a magistrados, según el exmagistrado, también “afecta sustancialmente la institucionalidad democrática constitucional del país y la organización y funcionamiento normal de los órganos del Estado”.

Meléndez indicó que la omisión de la Asamblea “neutraliza los límites y controles constitucionales del poder político y con ello la responsabilidad del Estado”.

El exmagistrado de la Sala de lo Constitucional cree que la omisión de los diputados en la elección de magistrados “representa un menosprecio para la Constitución, un menosprecio de un órgano de Estado a la ley primaria, denota indiferencia e insensibilidad frente al sufrimiento de las víctimas de violación a sus derechos frente a los abusos del poder del Estado; constituye una irresponsabilidad inexcusable, dado que incumple obligaciones sustanciales que le impone la Constitución”.

Según Meléndez, la omisión de la Asamblea Legislativa es “violatoria de la Constitución” e “inconstitucional”, ya que viola el principio de supremacía constitucional, desconoce la fuerza normativa y la eficacia “nada menos que de la ley primaria salvadoreña”.

A ello agregó que la omisión de los diputados “afecta sustancialmente el contenido esencial de los derechos constitucionales, de los derechos civiles y políticos, de los derechos económicos, sociales y culturales de toda la población salvadoreña” y que “afecta el derecho al acceso de la justicia constitucional y el derecho a la protección jurisdiccional de las víctimas de violación a sus derechos constitucionales”.

El abogado llamó a ciudadanos en general a que exijan a los diputados no solo elegir oportunamente, sino que se elija bien. “Que este incidente no se repita nunca más y que se debe desde la ciudadanía, informada por supuesto, que consulte la jurisprudencia de la Sala, para que se exija que en futuras elecciones de funcionarios, no solo se elija oportunamente sino que se elija bien, y con una visión de país”, expresó.