Editorial

lunes 19, julio 2021 • 12:00 am

La migración ilegal sigue aumentando Las cifras estadounidenses sobre migración demuestran que siguen llegando indocumentados centroamericanos.

Compartir

Las cifras de la migración indocumentada hacia Estados Unidos siguen aumentando exponencialmente como un reflejo de la situación de inestabilidad y crisis que se vive en la región centroamericana, pese a los esfuerzos de la administración Biden.

Los países centroamericanos están pasando su peor crisis de estabilidad política, social y económica desde las guerras civiles de los años 80. A eso hay que sumarle que la situación de inseguridad pública todavía sigue siendo muy precaria.

Estados Unidos ha anunciado planes de ayuda al Triángulo Norte y ciertamente ha sido un donante valioso para la crisis del covid, sin las vacunas y los ventiladores estadounidenses, la pandemia hubiera sido mucho peor en la región.

El incremento de las detenciones en la frontera sur de Estados Unidos reflejan que las políticas de la administración Biden aún no tienen impacto suficiente en el Triángulo Norte y mucho menos las políticas propias de los gobiernos centroamericanos. A esto hay que sumar la crisis nicaragüense. No habrá solución de la situación del Triángulo Norte sin resolver la crisis de Nicaragua y eso debe entenderlo la administración Biden.

Pero la migración además, sigue siendo además, compleja y dolorosa. Tan solo la semana pasada, un juez de Texas cancelaba el programa DACA y muchas puertas legales hacia la legalización parecen demasiado lejos, pese a las buenas intenciones que parece tener la administración demócrata.

La gente se sigue yendo porque no tiene opciones en sus países y es en estos países donde hay que encontrarle soluciones permanentes que les permitan prosperar y vivir en paz.