La presidenta de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), Angélica Cárcamo, pidió a la Asamblea Legislativa que retome seriamente el estudio de la Ley de Protección a Periodistas. Ella hace una evaluación de la situación de libertad de expresión y de prensa en El Salvador. Critica las restricciones a la prensa y hace un llamado a respetar la democracia en el país.

Política

“La libertad de expresión ha venido en retroceso” Presidenta de la APES exhorta a la Asamblea Legislativa de aprobar la Ley de Protección a Periodistas.

Saraí Alas

lunes 5, abril 2021 • 3:45 am

Compartir

La presidenta de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), Angélica Cárcamo, pidió a la Asamblea Legislativa que retome seriamente el estudio de la Ley de Protección a Periodistas. Ella hace una evaluación de la situación de libertad de expresión y de prensa en El Salvador. Critica las restricciones a la prensa y hace un llamado a respetar la democracia en el país.

 

En El Salvador se habla mucho de medios independientes. ¿Cuál es la independencia en el periodismo?

Una cosa es el medio de comunicación que debe tener una línea editorial que debe ser transparentada a la ciudadanía y la otra es el papel que juega el periodista en este medio de comunicación.

La línea editorial no debe ser diferente del respeto a la pluralidad de ideas. Ahora, lo que pasa es que hay medios de comunicación en los cuales no se garantiza una labor periodística de forma independiente, el ejemplo más claro es el caso de los medios del Gobierno, estamos viendo cómo en medios gubernamentales hoy por hoy solo están marcando una línea única y es crear un discurso de una única fuente, las fuentes gubernamentales, no hay contraste. Muchos colegas caen en no poder hacer una labor de periodismo independiente, justamente por el tema de la necesidad de tener un trabajo. Irónicamente muchas de las jefaturas que le han hecho daño al periodismo tradicional en El Salvador con tener agendas muy sesgadas son las que ahora están dirigiendo medios del Gobierno.

El escenario actual se presta mucho a que el sistema de medios tradicionales se recomponga y retorne a los principios básicos de la labor informativa.


 

¿Cómo considera la situación actual de los medios de comunicación?

Hemos visto con preocupación desde la Asociación de Periodistas de El Salvador un cambio en los medios de comunicación, una estrategia que pareciera ser de Gobierno de cerrar cualquier intencionalidad de hacer periodismo en los espacios de televisión y prensa escrita. Hemos visto cómo a finales del año pasado se creó un medio de comunicación desde el Estado, el cual se llevó una cantidad considerable de periodistas (...)

Yo acá pongo dos escenarios: por un lado, si es estrategia del Gobierno, basándose en un hecho real de un problema real que existe, la precarización laboral de los periodistas, que no es nuevo, pero que se ha agudizado y debe generar la reflexión en algunas empresas mediáticas.

En televisión, el caso más grave se ha dado en las últimas semanas; hemos tenido información de que se están cerrando espacios de opinión que no son afines a un discurso oficialista, por ejemplo, el programa del presentador Sergio Méndez que tenía un programa de entrevistas con cuatro mujeres panelistas, fue eliminado...

Hace un par de días nos enteramos del caso de la expulsión del canal 33 del programa de Focos TV. Saúl (Hernández), al día siguiente, porque también era director de Canal 33, renunció, es preocupante porque él comenta el giro que va a tener el Canal.

Tal pareciera que el contexto que estamos enfrentando ahora podría suponer una censura a los pocos medios de comunicación que no se han plegado al discurso oficialista y de alguna forma mantener una narrativa única... Hay que recordar que en El Salvador, el tema de libertad de expresión ha venido en retroceso, de forma muy grande, yo no descarto que tengamos en un par de meses un contexto muy similar al de Nicaragua en materia de violaciones a derechos a la libertad de expresión. Lo único que nos falta es que en este país empiecen las agresiones de nivel físico, que incluso puedan llegar a escenarios más hostiles hacia la prensa como es el caso de daños físicos e incluso muerte.

 

¿Qué tan cerca estamos de que se violenten a periodistas en el país o que haya asesinatos?

Estamos como con un termómetro que va subiendo la temperatura, en 2018, con el centro de monitoreo de agresiones a periodistas, la mayoría de vulneraciones que solo sumaba 65, provenían más del crimen organizado, llámese pandillas, que eran amenazas, intentaban amenazar a periodistas porque estaban cubriendo una nota que les afectaba y eran amenazados con el tema del desplazamiento forzado. Teníamos agresiones de entidades del Ejecutivo, el Congreso y los gobiernos municipales.

Ese escenario se mantuvo en el Gobierno de Sánchez Cerén pero con la llegada del presidente Bukele, la tendencia empezó a cambiar. Durante el primer año, la APES publicó un informe, las cifras prácticamente se cuadruplicaron, teníamos 16 vulneraciones al ejercicio periodístico y con el primer año teníamos 61.

 

¿Cuál ha sido su experiencia con este Gobierno desde su labor como presidenta de la APES?

Me he tenido que enfrentar más a la labor gremial, ad honorem, en los últimos años la situación de los periodistas y el cargo de la presidencia se ha volcado mucho hacia el acompañamiento y la labor de los periodistas. Lo que he sentido en los últimos años con este Gobierno es la negativa al diálogo. En mi trabajo, como presidenta de la APES, he lamentado que ese mismo discurso de estigmatización lo repliquen muchos funcionarios que, lejos de fomentar el diálogo, replican este discurso de mofarse de la prensa.

Para mí, ha sido muy lamentable el tema del acoso en redes sociales sobre todo en mi cuenta de Twitter, no hay día que no reciba un ataque por parte de cuentas trolles, que buscan intimidarnos. Ojalá que la Fiscalía no vea estos casos como aislados.

¿Cómo era su relación con el Gobierno anterior?

Tenía una relación cordial. Se creó una mesa de diálogo entre el Ministerio de Seguridad y Justicia, el viceministro de ese momento había prometido crear la política nacional de protección a periodistas, pero no se concretó nada. Con ese Gobierno al menos había diálogo. Con este Gobierno, es todo lo contrario. A nosotros como gremio de periodistas no nos interesa la discusión con estas entidades, nos interesa buscar salidas de ver cómo se puede mejorar el trato con la prensa.

 

¿Cómo era el acceso a la información pública en los Gobiernos anteriores?

Con Arena (Alianza Republicana Nacionalista) era complicado, el FMLN (Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional) tampoco es que fuera lo mejor, pero al menos cuando entró el FMLN lo que sí tuvimos fue la aprobación de una Ley de Acceso a la Información Pública y de la creación del Instituto de Acceso a la Información Pública, porque eso fue un esfuerzo de sociedad civil. Hay un retroceso muy considerable.

No son los gobernantes los que tienen que decir qué prensa es buena o qué prensa es mala. Es un escenario bastante desalentador en este país, acá lo que se está queriendo construir (es que) derechos como el acceso a la información, libertad de prensa, no son relevantes.

Los periodistas debemos recordar que somos servidores y ser más humildes y hacer alfabetización mediática.

 

¿Qué llamado le haría la Asociación de Periodistas al Gobierno?

Que si de verdad se consideran que quieren promover un Gobierno democrático, que dejen de restringir la labor informativa, al menos hacia la comunidad internacional.

Hoy por hoy, El Salvador no se ve como un Gobierno democrático, sino como un Gobierno de corte autocrático con miras de poder llegar hacer una dictadura. Podrán tener todo el armamento comunicacional para mantener desinformada a la ciudadanía en El Salvador, pero hacia fuera eso no se está viendo bien. Como la Asociación de Periodistas, vamos a seguir esforzándonos con organismos internacionales. Por más que nos sigan atacando, nosotros y nosotras vamos a seguir respondiendo con más y mejor periodismo.

 

¿Cómo observa el hecho de que la Asamblea Legislativa haya reprogramado el estudio de la ley de protección a periodistas?

Es lamentable. Al Estado salvadoreño no le interesa la libertad de prensa. Eso es lo que se ha demostrado con esta resistencia de algunas fracciones legislativas de dilatar la discusión de la propuesta de ley. Esta propuesta busca garantizar los derechos de las y los periodistas. Hay colegas que no tienen seguro social y padecen de enfermedades crónicas, hay mujeres periodistas que enfrentan acoso al interior de medios de comunicación, periodistas amenazados por las pandillas, esta propuesta busca acelerar como la Fiscalía podría generar protección para la ley de los periodistas. No es una ley que entra con el Gobierno de Bukele como están queriendo generar en la narrativa. Yo hago un llamado a la actual Asamblea Legislativa a que, si de verdad creen en la libertad de expresión, retomen seriamente esta propuesta.

3 datos que debes conocer

 

  1. Acoso digital

La presidenta de la APES, Angélica Cárcamo, denunció que ha sufrido acoso digital por denunciar restricciones a la prensa.

 

  1. Sin ley para proteger periodistas

Cárcamo pide aprobar la Ley de Protección a Periodistas para garantizar protección y seguridad social.

 

  1. Llamado a presidencia

La APES exhorta a respetar el ejercicio periodístico y la libertad de prensa, y pide a la Asamblea aprobar la ley.

 

El perfil

Angélica Cárcamo, presidenta de la asociación de periodistas de el Salvador (Apes)

Experiencia:  17 años ejercicio periodístico en El Salvador.

Trayectoria en medios de comunicación: Ha laborado en la Asociación de Radiodifusión Participativa de El Salvador (Arpas), agencia de noticias Reuters, periódico digital ContraPunto Radio Clave.