Editorial

miércoles 5, septiembre 2018 • 12:00 am

La infiltración de las pandillas en la política municipal

Compartir

Desde hace meses, la Fiscalía General de la República viene develando los casos cada vez más frecuentes de alcaldes involucrados en delitos relacionados con pandillas. Los ha habido de todos los partidos y por diversos crímenes.

Pareciera que la infiltración de las pandillas en la política municipal se ha generalizado en diferentes escalas. El último caso fue el de un exalcalde que habría contratado sicarios de una pandilla para asesinar a una mujer. Pero los casos se multiplican a lo largo de todo el país.

Los alcaldes utilizan a los pandilleros para sus campañas electorales y como consecuencia, éstos exigen puestos de trabajo, dinero, negocios, etc. Esto permite que los delincuentes eventualmente empiecen a manejar la política municipal a su antojo, como la mafia que son. No se trata de una infiltración, sino de un contubernio que se hace conscientemente y eso es lo más peligroso.

En los últimos días también supimos del caso de CEPA que habría contratado pandilleros. Lo increíble es la justificación del titular de esa autónoma, quien alega que ninguna empresa está exenta de contratar pandilleros. Tomando en cuenta los estratégicos recursos que maneja CEPA, esa expresión es preocupante para la seguridad nacional y el clima de negocios del país. ¿Estará consciente de eso el titular de CEPA?