Editorial

jueves 4, noviembre 2021 • 12:00 am

La horrorosa plaga de los abusos sexuales Esta sociedad tiene el enorme reto de proteger a nuestros niños y adolescentes de una cadena de abusos horrenda que debe ser castigada.

Compartir

El Ministerio de Salud divulgaba estadísticas recientes sobre la situación de la violencia sexual contra menores de edad en El Salvador y las cifras de este año siguen siendo alarmantes.

Entre enero y septiembre, al menos 448 niños y niñas entre los 0 y 14 años fueron detectadas en situación de violencia sexual por el Ministerio de Salud. Eso significa un incremento del 121 % en relación al año anterior.

Es una realidad horrorosa que hemos venido reportando desde las institucioens de gobierno, las organizaciones que trabajan en defensa de la niñez y los medios de comunicación.

Es aún más doloroso saber que muchas veces el abuso se consuma dentro del hogar con personas en las que el o la menor deberían confiar. Y por supuesto, esto trae horribles consecuencias psicológicas, sociales, económicas. Muchísimas veces, por la naturaleza de este crimen, no se denuncia y termina quedando impune.

Por supuesto, paralelo a esta situación viene el de las niñas y adolescentes embarazadas. En su reporte, Salud incluye que 1,663 embarazadas también fueron víctimas de violencia sexual. Un  98.5 % de estos casos fueron menores de 19 años, y el grupo etario más afectado fue el de las adolescentes entre 15 a 19 años con 1,639 detecciones (un 86.1 % de todos los reportes).

Como país, como sociedad tenemos el enorme reto de acabar con esta plaga horrorosa, educar a nuestra niñez a no callar los abusos y a encaminar a los padres en una protección decidida a sus menores.