Editorial

lunes 5, marzo 2018 • 12:00 am

La hora de la reflexión tras las elecciones

Compartir

Los resultados electorales de este domingo deben ser un momento de reflexión profunda para todos los partidos políticos en contienda, pero especialmente para las dos fuerzas históricamente mayoritarias que tienen ante sí, el desafío de entenderse en la Asamblea Legislativa, donde deberán tomar decisiones claves y elegir funcionarios de segundo grado que son fundamentales para la institucionalidad democrática del país.

Los salvadoreños, que desde 1983 han acudido a las urnas aun bajo balas e intimidaciones en tiempos de la guerra y ahora enfrentaron la propaganda negra llamando al voto nulo en las redes sociales, han vencido todos los obstáculos y han manifestado su vocación democrática.

Ahora lo que queda es exigir a las nuevas autoridades un verdadero cambio de rumbo. Los señores diputados tienen que superar los cuestionamientos, defectos y fallas del pasado reciente, no pueden seguir causando repudio y escepticismo ciudadano con su mal comportamiento.

Los alcaldes, por su parte -nuevos y releectos- deben concentrar sus esfuerzos en mejorar sus municipios, en trabajar abnegadamente por sus ciudadanos con transparencia y eficiencia.

Los partidos deben ahora enfocarse en reflexionar sobre sus resultados. El pueblo ha dado un mensaje claro que debe ser escuchado y corregir el rumbo que se exige.