Editorial

sábado 15, septiembre 2018 • 12:00 am

La eterna lucha de El Salvador por la Paz y la Libertad

Compartir

La Patria está de fiesta. Hace 197 años,  junto a nuestros hermanos centroamericanos tomamos la decisión de separarnos de España y fundar esta gran Patria que eventualmente se fue dividiendo en las cinco repúblicas que hoy conocemos.

El Salvador se construyó desde entonces con un afán permanente de independencia y autodeterminación. Con la paz y la libertad como aspiraciones máximas, con Dios-Unión-Libertad como lema de nuestra bandera.

“De la paz en la dicha suprema, Siempre noble soñó El Salvador; Fue obtenerla su eterno problema, Conservarla es su gloria mayor”, cantamos nuestro himno nacional. Y es que a lo largo de nuestra historia conseguir la paz ha sido una lucha permanente y estos tiempos no son excepción.

También la consecución y defensa de las liber­tades está bien plasmada en nuestr himno: “Libertad es su dogma, es su guía que mil veces logró defender; Y otras tantas, de audaz tiranía rechazar el odioso poder”.

En medio de los coloridos desfiles escolares, de la inmensa cantidad de banderas azul y blanco  que adornan el día, debemos recordar esas aspiraciones máximas. En El Salvador, que sufrimos tanto dolor provocado por la violencia, el reto de construir un país mejor, con amor, es complejo. Sigamos luchando por desterrar la violencia y preservar nuestro sistema de libertades, alejados de caudillos y tiranos.