Editorial

viernes 18, mayo 2018 • 12:00 am

La enorme responsabilidad de la Asamblea

Compartir

El Consejo Nacional de la Judicatura presentó esta semana ante la Asamblea Legislativa, el listado de los 30 candidatos a magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y ahora tiene dos meses para revisar la carrera profesional y académica, y los antecedentes de ellos. Se trata de una gran responsabilidad y una decisión clave para la consolidación o el retroceso de la institucionalidad del país.

La lista la integran 14 jueces o magistrados, siete funcionarios de distintas instituciones, cuatro funcionarios de la misma CSJ y cinco abogados en libre ejercicio de su profesión. Entre ellos figuran personas con mucha capacidad y formación académica, personas con demostrada probidad e independencia político-partidaria, pero también hay algunos con claras inclinaciones partidarias o compromisos políticos.

Los diputados tienen que elegir entonces a cinco magistrados propietarios -incluyendo los cuatro de la nueva Sala de lo Constitucional- y sus respectivos cinco magistrados suplentes.

Como ciudadanía toca supervisar, vigilar ese proceso de elección para que no sea un mero reparto de cuotas partidarias con magistrados incondicionales a la partidocracia que nos hagan retroceder en jurisprudencia y en práctica. Hay que exigir magistrados probos, independientes y capaces.