Editorial

sábado 10, febrero 2018 • 12:00 am

La difícil solución migratoria en los Estados Unidos

Compartir

La batalla política legislativa en los Estados Unidos ha dejado de lado la legalización de miles de migrantes, incluyendo a nuestros connacionales favorecidos con el TPS y con el DACA. A eso hay que sumar la terrible política antiinmigrante del presidente Donald Trump que está utilizando a la Mara Salvatrucha como arma retórica para su xenofobia.

Como se preveía, la batalla legal que sea una alternativa para los casi 200 mil salvadoreños del TPS será larga y muy difícil, con muchos desalientos especialmente causada por esas batallas políticas que genera Trump. Este no ha sido el mejor comienzo, los demócratas intentaron usar la legalización de los “Dreamers” como herramienta política ante la falta de un acuerdo fiscal para el presupuesto, pero parece que han fracasado.

Hay que recordar que en los años 90 y con un ambiente menos enrarecido que este, tomó siete años lograr que los salvadoreños pudieran ser incluidos en la ley Nacara que llevó a la legalización de más de 250 mil familias.

El camino ahora es aún más complejo debido al desprestigio que las pandillas han traido sobre nuestros migrantes en Estados Unidos, que aunque la mayoría son víctimas, la administración Trump se enfoca en los victimarios. A eso hay que sumarle que el partido de Gobierno de vez en cuando saca lo peor de su discurso antiestadounidense sin pensar en nuestros migrantes.