Economía

La deuda de El Salvador logra récord histórico por pandemia El endeudamiento pública sufre un acelerado crecimiento desde la administración del expresidente Saca.

José A. Barrera

viernes 30, octubre 2020 • 2:45 am

Compartir

Claudio de Rosa, investigador asociado de la Universidad Francisco Gavidia, dijo que el país cerrará el 2020 con una deuda pública total de $23,060 millones.

Se estima que el saldo equivalga al 94.8 % del Producto Interno Bruto (PIB), es decir, muy cerca de alcanzar a la producción nacional de El Salvador de un año.

El endeudamiento experimenta un acelerado crecimiento desde la administración de Elías Antonio Saca (2004-2009), quien recibió la deuda al 52.8 % del PIB, pero la entregó al 59 %, mientras que con Mauricio Funes (2009-2014) cerró en 66.7 %.

De Rosa cree que las alarmas debieron encenderse en la gestión de Saca, que prácticamente duplicó el nivel que dejó al fin de su mandato la gestión de Armando Calderón Sol (1994-1999). En los primeros 14 meses de la gestión de Nayib Bukele (2019) la deuda llegó al 90.8 % del PIB y al final del año presentará cuatro puntos porcentuales más para alcanzar un récord histórico.

LE RECOMENDAMOS: Alto endeudamiento pone en riesgo recuperación económica de El Salvador en 2021


“El déficit es el más alto en la historia de El Salvador, será del 14 % más de lo estimado y esto es  por los mayores gastos por la pandemia. Pero el déficit se financia con más endeudamiento y eso es preocupante”, dijo.

Debido al alto peso del nivel de endeudamiento, el Gobierno debe también destinar más recursos para honrar el servicio de la deuda. El Ministerio de Hacienda calcula que tendrá que asignar el 15.6 % del presupuesto contemplado para 2021 para pagar $877.9 millones en intereses y $283.6 millones en amortizaciones.

Conclusiones

La pandemia empujó a más gastos en la administración pública y se elevó el nivel de endeudamiento. Se espera que la deuda pública total de El Salvador cierre 2020 arriba del 90 % del PIB, algo no visto en la historia salvadoreña. También se advierte que para 2021 continuará la expansión del gasto y ejercerá presión en las finanzas públicas hacia una ajuste fiscal.