Foto: Toni Kroos / AFP

Deportes

La desgarradora revelación de Toni Kroos sobre sus últimos seis meses en el Real Madrid "Mañana hablaré con Ancelotti", dijo el alemán.

Europa Press

lunes 27, septiembre 2021 • 8:51 am

Compartir

El centrocampista del Real Madrid Toni Kroos ha reconocido que ha jugado "seis meses con dolor", solo sofocado por las pastillas, debido a una pubalgia que detectó ya en el mes de marzo, pero ha asegurado que ya se siente "preparado" para volver y espera hacerlo este martes en el partido de Liga de Campeones ante el Sheriff Tiraspol en el Santiago Bernabéu.

"Estoy contento porque hoy he podido hacer mi tercer entrenamiento con el equipo sin dolor después de seis o siete meses con dolor, así que es una sensación muy buena. No he jugado en tres meses, el último partido fue el 29 de junio, en la Eurocopa, así que tengo que ganar un poco de ritmo. Pero lo más importante es que no me molesta mucho", señaló en una entrevista para la web deportiva 'Goal.com'.

En este sentido, el alemán explicó que ya puede "empezar a hablar de los partidos" y que está "en ese punto en el que quería estar", por lo que espera poder estar este martes en el duelo de 'Champions' ante el Sheriff Tiraspol. "Me siento preparado y creo que voy a estar en la convocatoria. A partir de ahí vamos a ver qué es lo mejor, cómo lo podemos hacer. Mañana hablaré con Ancelotti y, si él lo considera arriesgado y prefiere esperar, le escucharé y lo analizaremos", apuntó.

Sobre su baja, Kroos aseguró que sus molestias empezaron "en marzo", cuando sintió que "había algo en el pubis". "A partir de ahí sabía que si seguía jugando llegaría al punto de no poder más, pero era muy difícil parar porque tenía que jugar los cuartos y las semifinales de 'Champions', después la Eurocopa... Se me hizo muy difícil parar por esto. Luego me dije que me iba de vacaciones, a ver si en esas tres semanas se mejoraba con descanso", recordó.

215PartidosHa jugado Toni Kroos con la camiseta del Real Madrid, desde su llegada en 2014.

Sin embargo, en la vuelta al trabajo vio que "no había mejorado ni un poco y que había que parar". "Es una lesión que es difícil que mejores si no haces nada. Hemos trabajado mucho en el gimnasio, mucho tratamiento. No ha sido fácil porque después de tres o cuatro semanas tuve dos días buenos, pensaba que había mejorado y después tuve dos igual de mal que antes, como hace seis meses. Para la cabeza no ha sido fácil. El cambio con otras lesiones que he tenido es que ha habido más paciencia porque he sufrido mucho en estos cinco o seis meses y sólo quería una cosa, no sentir dolor; si tenía que parar muchas semanas, paraba. Lo más importante era no volver a tener el mismo dolor", subrayó.