La iniciativa incluye programas de agricultura familiar y sostenible.

Economía

La Constancia invierte $13.5 millones en plan de conservación en el país La empresa inició en 2019 con la etapa de diagnóstico del proyecto de conservación en la cuenca hídrica del volcán de San Salvador.

Redacción DEM

jueves 19, agosto 2021 • 4:00 am

Compartir

La Constancia, la principal embotelladora de bebidas en El Salvador, anunció una inversión de $13.5 millones en un ambicioso plan de conservación en la cuenca hídrica del volcán de San Salvador.

La iniciativa denominada Iskali (“sanar” en nahuatl) se desarrollará en un plazo de cinco años (2021-2025) y tiene el objetivo de intervenir en 15,905 hectáreas de ecosistemas y paisajes productivos para afianzar beneficios ambientales.

La empresa, filial de la multinacional AB-InBev, arrancó con con la etapa de diagnósticos en 2019, pero el plan se ejecutará entre 2021 y 2025. El plan ahora cuenta con el apoyo de The Coca-Cola Company y es ejecutado por The Nature Conservancy Fund (TNC) a través de Biosistemas.

Este año, Iskali recibirá una inyección de $285,000, fondos con los que se busca beneficiar a 160 familias a quienes se instruye sobre el uso de sistemas de captación de agua lluvia y el desarrollo de huertos familiares, así como prácticas agroecológicas para los cultivos de la zona, como el café, además de un plan para estabilizar unas 30 hectáreas de quebradas, entre otras iniciativas.

“Iskali tiene un gran potencial, no solo en la recuperación de los suelos y la renovación del ecosistema. El impacto en la vida de las personas es muy significativo porque al cuidar la tierra con mejores prácticas agrícolas se mejora también la calidad de vida de quienes dependen directamente de lo que cultivan y cosechan”, dijo Paola Bondy presidenta de La Constancia y Cervecería Hondureña.

Necesitamos trabajar para lograr un mejor país que busque el desarrollo de las personas y las industrias en armonía con el medio ambiente". Paola Bondi, presidenta de La Constancia y Cervería Hondureña


Carol Colorado, directora legal y de asuntos corporativos de La Constancia, explicó que la operación de AB-Inbev y sus filiales se basa en tres grandes ejes: reciclaje, energías renovables y restauración. Iskali entra en el tercero de los pilares y con su impulso se busca asegurar el agua para las comunidades y la operación misma de la empresa.

El área del volcán de San Salvador cuenta con un total de 15,915 hectáreas y se estima que unas 14,000 personas dependen de las prácticas agrícolas en la zona.

La Constancia perfila a la zona como “el corazón verde de San Salvador” por las altas tasas de recarga hídrica que tiene, por el aporte a la regulación climática y de la captura de CO2, la producción de oxígeno y por ser un importante corredor y hábitat para la biodiversidad de la zona.

Incluye buenas prácticas como uso de barreras en las laderas.

Avances.

Colorado explicó que Iskali involucra el trabajo articulado con las comunidades y las alcaldías de los municipios de Nejapa, Santa Tecla, San Salvador y Antiguo Cuscatlán.

“El volcán de San Salvador es un ícono no solo en términos paisajísticos, sino también presta servicios ambientales importantes no solo en términos de captación de agua, si en temas de agricultura, turismo, recuperación de cuencas y está sobre un acuífero importante que es el que más capta agua del país”, dijo Colorado.

Más del 70 % de la gente que vive en San Salvador recibe su agua del acuífero de Nejapa y la zona de influencia que incluye al volcán de San Salvador”.  Carol Colorado, directora Legal y de asuntos corporativos La Constancia

La ejecutiva explicó que hasta la fecha el plan ejecutado tiene un 42% de cumplimiento de la meta de 2021, donde se han intervenido 928 hectáreas, además se estima que las labores han facilitado la recarga de 162,000 metros cúbicos de agua al manto acuífero.

Iskali se suma a otras políticas medioambientales de La Constancia como el uso de plástico reciclado (50 %) para la producción de sus botellas.

 

El dato

Iskali impulsa la capacitación a través de dos parcelas demostrativas. Según La Constancia ya se beneficia a 158 personas quienes ahora cultivan huertos orgánicos  en sus viviendas.