El 12 de diciembre del año 2019, según acuerdo legislativo N.489, se conformó la Comisión Especial para dar seguimiento a las acciones que desde el gobierno se están realizando con respecto al fenómeno de los desaparecidos en El Salvador, la semana anterior iniciaron sus labores y en la primera reunión hubo importantes acuerdos como solicitar a la Junta Directiva de la Asamblea Legislativa el cambio de nombre de la Comisión para incluir a todas las instituciones del Estado para evitar que se especule que una acción únicamente para el órgano ejecutivo, además se establecieron las líneas estratégicas del plan de trabajo, la base constitucional y reglamento interior de la Asamblea relativos a comisiones especiales, de igual forma se establecieron las reglas de funcionamiento de la Comisión, y se estableció un calendario y organización de trabajo.

Opinión

La comisión especial para seguimiento de personas desaparecidas

Ricardo Sosa / Criminólogo

miércoles 22, enero 2020 • 12:00 am

Compartir

El 12 de diciembre del año 2019, según acuerdo legislativo N.489, se conformó la Comisión Especial para dar seguimiento a las acciones que desde el gobierno se están realizando con respecto al fenómeno de los desaparecidos en El Salvador, la semana anterior iniciaron sus labores y en la primera reunión hubo importantes acuerdos como solicitar a la Junta Directiva de la Asamblea Legislativa el cambio de nombre de la Comisión para incluir a todas las instituciones del Estado para evitar que se especule que una acción únicamente para el órgano ejecutivo, además se establecieron las líneas estratégicas del plan de trabajo, la base constitucional y reglamento interior de la Asamblea relativos a comisiones especiales, de igual forma se establecieron las reglas de funcionamiento de la Comisión, y se estableció un calendario y organización de trabajo.

Un buen arranque bajo la presidencia y liderazgo del ingeniero Rodrigo Ávila, secretario Javier Antonio Valdez, relator Raúl Beltrán Bonilla, y los vocales: Rebeca Cervantes y Juan José Martell, y en calidad de suplentes Julio Fabián, Carlos García Ruiz, José Antonio Almendáriz y Sonia López.

El año inicia con buenas noticias para atender y dar seguimiento al drama de las personas desaparecidas, ya que la Fiscalía General de la República por medio del Dr. Raúl Melara y la Policía Nacional Civil por medio del director general comisionado Mauricio Arriaza Chicas reportan disminución en las denuncias diarias de reportes de personas desaparecidas a nivel nacional, así como los resultados satisfactorios de activación de protocolos de búsqueda urgente que han encontrado con vida a las personas reportadas. El trabajo de los equipos especializados y técnicos de ambas instituciones nos han permitido comprender mejor el fenómeno de los desaparecidos.

Una comisión especial según el artículo 131 ordinal 32 de la Constitución de la República, 54 y siguientes del reglamento interior de la Asamblea Legislativa, podrá investigar asuntos de interés nacional, y adoptará los acuerdos o las recomendaciones que estime necesarios con base en el informe de estas comisiones, y sobre todo, una importancia vital en esta misión asignada será conocer el informe final correspondiente para que la Asamblea lo acepte o lo rechace, así como podrá adoptar acuerdos, sugerencias o recomendaciones que estime necesarios.

Esta comisión aportará al Estado salvadoreño información en mi opinión, un balance actualizado de los esfuerzos interinstitucionales desarrollados durante el año 2019, ya que en la FGR y PNC hubo cambios de sus máximos representantes, en el caso de la FGR el Dr. Raúl Melara crea y pone a funcionar la Unidad Especializada de desaparecidos; permitirá conocer información del Instituto de Medicina Legal donde encontrarán que otras personas “avisan” y consultan sobre familiares desaparecidos que llegan con la esperanza de encontrarlos en la morgue o su registro. Pero hay otros actores que deben emitir opinión y presentar sus recomendaciones, todo en beneficio de que los tomadores de decisión comprendan este fenómeno que tiene evidencia estadística desde el año 2010 en sedes fiscales, y desde el año 2011 en sedes policiales.

La disminución en denuncias de personas desaparecidas es satisfactoria y representa una evidencia de la activación y sensibilidad de los funcionarios en FGR y PNC, pero no es suficiente, necesitamos como Estado activarnos todos en la búsqueda de los desaparecidos que deben hacernos falta a todos como sociedad, pero es de igual importancia trabajar en la prevención y disuasión; no es posible que con todo el esfuerzo informativo de la FGR y PNC, todavía existen muchos padres de familia que no se involucran en las actividades diarias y ubicación de sus hijos e hijas.


Es un fenómeno que sigue afectando a jóvenes mayoritariamente el segmento joven entre los 15-29 años, por eso la familia debe activarse en prevención y mejorar su comunicación. Todo esfuerzo cuenta.