Editorial

jueves 1, noviembre 2018 • 12:00 am

La campaña debe respetar a las mujeres y la familia

Compartir

Los partidos políticos firmaron esta semana un pacto para respetar a las mujeres durante la campaña presidencial, en un acto en el que el candidato a vicepresidente de GANA se ganó el abucheo de la concurrencia al menospreciar su cumplimiento.

Lo cierto es que expresiones de violencia contra la mujer, de misoginia y groserías de todo tipo han abundado en esta campaña. Precisamente el martes, una diputada denunciaba una seria de ataques en redes sociales contra su dignidad como mujer. Pero no es la única. Ya la candidata a vicepresidenta de ARENA había hecho una denuncia similar y todas provenientes del mismo sector.

El respeto a la vida privada de las personas, de la dignidad de las mujeres y de las familias de los políticos en general debe ser un asunto de valores esenciales para todos en El Salvador, quien propicia, financia o alienta esos ataques solo muestra su bajeza moral, su carencia de principios básicos de convivencia y su  falta de preparación moral para gobernar.

Ya tenemos demasiados problemas como la inseguridad, la corrupción y la crisis económica como para sumar estas cochinadas a una campaña donde hay más ataques que propuestas. Por respeto a todos los salvadoreños, ya dejen de mostrar lo peor de su comportamiento.