Editorial

jueves 28, enero 2021 • 12:00 am

La campaña de alcaldes y las promesas de campaña Las alcaldías tienen que mejorar la recaudación de sus tasas municipales para ser viables y además, ser más transparentes y eficientes.

Compartir

La campaña electoral de alcaldes ha iniciado oficialmente ayer aunque el proselitismo no oficial lleva ya semanas, sumado al de los aspirantes a ser diputados a la Asamblea Legislativa y el Parlamento Centroamericano.

Lamentablemente las campañas municipales son demasiado atomizadas y superficiales. No se preven debates entre los candidatos como solía hacerse antes y parece que la polarización política más bien parece cargar de insultos y acusaciones esta época que de propuestas serias para resolver los problemas municipales.

La campaña de alcaldes se ve esta vez envuelta en un contexto de bloqueo del FODES de parte del Ejecutivo y eso ha impedido que los ediles actuales hagan obras de qué presumir en campaña, una batalla legal que seguramente continuará en los próximos meses entre alcaldes y Gobierno Central.

Más allá de obras concretas que son necesarias como la recolección de basura, el barrido de calles, la seguridad pública, el ordenamiento, el mantenimiento de calles, etc., es muy importante que los futuros alcaldes se pongan metas concretas para la transparencia tan cuestionada en docenas de municipalidades.

Los alcaldes no solo deben hacer promesas de obras concretas sino también asegurarse del buen manejo de los fondos públicos en esas obras.

Otro tema importante es que debe mejorar la recaudación de tasas municipales. La inmensa mayoría de municipalidades del país tienen catastros obsoletos que les impiden cobrar eficientemente esas tasas y volverse auto sostenibles. El Salvador tiene demasiados municipios pequeños que no son autosostenibles y es necesario un estudio sobre un reordenamiento territorial serio.