Buenos Días

La Biblioteca, un descuido histórico

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

viernes 24, mayo 2019 • 12:00 am

Compartir

Lo sucedido en la Biblioteca Nacional no fue casualidad. El descuido histórico que ha sufrido la entidad es la causa fundamental de lo  que ocurrió a finales de abril y que perjudicó colecciones históricas en la Hemeroteca.

Para que nos demos una idea, el director de la Biblioteca Nacional, el escritor Manlio Argueta, reveló que hace 33 años que no se le daba mantenimiento al sótano que albergaba las colecciones perjudicadas por la inundación. Según Argueta, la recomendación es que cada cinco años debe dársele mantenimiento a las paredes, láminas, hierro, etc.

Me quedé pensando cuántas instituciones y estructuras fundamentales del país tienen la misma historia. ¿El Teatro Nacional? ¿Los puentes? ¿Las represas hidroeléctricas? ¿Recuerdan cómo se dañó la Casa Presidencial de San Jacinto con los terremotos de 2001 y el edificio de la Asamblea Legislativa?.

Si en lugar de invertir tanto dinero en viajes de los diputados o en crecer las planillas estatales con empleados partidarios, hubieran destinado fondos para el mantenimiento de la Biblioteca Nacional, quizás esta situación no hubiera ocurrido.

El personal de la Biblioteca Nacional ha logrado recuperar en un 80 % las colecciones históricas que se vieron afectadas por las inundaciones del 30 de abril, pero no gracias al Ministerio de Cultura sino gracias a los donativos de organizaciones internacionales y empresas locales y hasta de salvadoreños de a pie que llegaron a donar una resma de papel para ayudar.

Este descuido histórico no puede seguirse extendiendo hacia los pocos tesoros nacionales que tenemos. El país realmente necesita tener un fondo especial para que no sucedan estos hechos y dar incentivos especiales a empresas que colaboran en el mantenimiento de este tipo de edificios e instituciones. Vale la pena. Las próximas generaciones lo agradecerán.