Kate del Castillo contó hace unos días a Las Estefan, el infierno que vivió ella y su familia tras el escándalo por el encuentro que sostuvo con Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera en el año 2015.

Escena

Kate del Castillo sobre sus padres: "Les dolía que dijeran que yo era la p*** del Chapo"

Erika Ventura

sábado 28, noviembre 2020 • 5:45 pm

Compartir

Kate del Castillo contó hace unos días a Las Estefan, el infierno que vivió ella y su familia tras el escándalo por el encuentro que sostuvo con Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera en el año 2015.

La actriz fue invitada al programa Red Table Talk: The Estefans, donde lamentó que su carrera fuera destrozada al ser vinculada con el narcotraficante y acusó al actor Sean Penn de poner en riesgo su vida y la de sus familiares, por la entrevista que publicó en la revista Rolling Stone de Guzmán Loera.

Del Castillo dijo que Penn la "usó como carnada", ya que nunca acordaron entrevista al Chapo para la famosa revista, por la que el gobierno mexicano inició una investigación en contra de la actriz.

Cuando la historia salió, no volví a hablar con él. Una vez cuando estaba destruida dije escribiré a la revista Proceso y lo hice, conté la verdad". Kate del Castillo

Aseguró que gastó todos sus ahorros en abogados y reveló que tiene un arma con la cual duerme al lado, ya que luego de ser alertada de supuestas amenazas de muerte en su contra, se puso histérica.

Me volví loca, me enojé machísimo, me dijeron deja tu casa todos saben donde vives y yo dije no me iré, si van a matarme lo van a hacer aquí, este es mi lugar, así que no vengan a amenazarme. Todos saben que si me pasaba algo o a mí o a mi familia, no es el cartel será el gobierno mexicano". Kate del Castillo


Relató que sus padres la pasaron mucho peor que ella, ya que había paparazzis por toda su casa, sus teléfonos estaban intervenidos y ellos querían que saliera a defenderse de todo lo que se le acusaba.

Mi papá me llamaba llorando, él decía: ¨Por favor, sal a defenderte¨, porque no hablé por mucho tiempo. No podía salir a negar cosa que decían".

 

Mis padres querían que lo hiciera. Ellos estaban muy dolidos que dijeran que yo era la p**** del Chapo, es exactamente lo que decían y que tenía negocios con él y que lavaba dinero".

A pesar de los señalamientos, principalmente de la prensa, dijo que sus padres nunca la juzgaron, pero que si pudiera cambiar algo sería que sus padres, familia y amigos no fueran investigados.

Sobre su encuentro con Joaquín

Revivió el día que conoció al Chapo. Comentó que Joaquín no le quitaba la mirada y que cuando la llevó a la habitación del lugar donde se concretó el encuentro, pensó que la violaría o asesinaría. Dijo que ambos se despidieron con un abrazo y él le dijo que no lo volvería a ver, que se iría en ese momento.