Gabriel Aquino.

Nacionales

Juzgado que condenó a Saca por soborno se transforma a vigilancia penitenciaria este mes El Juzgado Noveno de Instrucción condenó a dos años de prisión en un segundo juicio abreviado por delitos de corrupción al expresidente Elías Antonio Saca.

Jaime López

viernes 9, abril 2021 • 11:04 am

Compartir

Luego de 29 años de creación y de haber dictado resoluciones que llevaron a prisión a exfuncionarios públicos como Carlos Augusto Perla, expresidente de la Administración de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), y recientemente también al expresidente de la República, Antonio Saca, el Juzgado Noveno de Instrucción dejará de existir el próximo 15 de abril para resurgir en el Juzgado Quinto de Vigilancia Penitenciaria y Ejecución de la Pena.

Todos los procesos que están activos, entre ellos el caso de corrupción El Chaparral, donde están en juego más de $100 millones, un caso que involucra a dos administraciones anteriores, serán distribuidos de forma equitativa por la Oficina Distribuidora de Procesos del Centro Judicial Isidro Menéndez entre los ocho juzgados de instrucción, informó la jueza Nora Montoya.

¿Por qué el cambio?

El decreto legislativo que cambia la vida jurídica del Juzgado Noveno de Instrucción por el Quinto de Vigilancia Penitencia es el 528 del 19 de diciembre de 2019.

El decreto que establecía que 60 días después de su publicación en el Diario Oficial entraría en vigencia el cambio, no fue posible por la pandemia del covid-19, por lo que los diputados tuvieron que modificar la fecha de vigencia del cambio, el 23 de julio de 2020 y fijarla para el 15 de abril de 2021.

Pero ese cambio no ha sido fácil, el personal del actual Juzgado Noveno de Instrucción ha tenido que trabajar en los últimos seis meses y en vacaciones de Semana Santa fuera de horario hasta las 10:00 y las 11:00 de la noche, para realizar un inventario de todos los expedientes a su cargo y su respectiva liquidación, explicó la jueza Montoya.

A pesar de todo ese esfuerzo, la jueza asegura que no ha podido cuantificar la cantidad de casos que tendrá que entregar el 15 de abril, último día que podrían tramitar como tal.


La jueza Nora Montoya, titular del juzgado Noveno de Instrucción, en una inspección en la presa hidroeléctrica El Chaparral, durante el proceso penal. / Óscar Machón.

La razón del cambio de juzgado fue porque el área de Vigilancia Penitenciaria “está sumamente saturada de procesos y requiere acelerarlos como lo manda la ley”.

El Juzgado Quinto de Vigilancia Penitenciaria que arrancará con 200 procesos, tendrá a cargo la vigilancia porqué se cumplan los derechos de los imputados que están detenidos en 90 delegaciones policiales de San Salvador más el Centro Penal de Mujeres en Ilopango.

Asimismo vigilará los procesos que emitan 75 juzgados de Paz, Instrucción y Sentencia de los 19 municipios de San Salvador.

La transición

Montoya afirmó que el Juzgado Noveno de Instrucción que atendía los procesos que llegaban de Panchimalco y del Décimo Primero al Décimo Quinto de Paz de San Salvador, inició funciones en enero de 1992 y desde esa fecha es necesario darle seguridad jurídica a todas las personas que en su calidad de víctimas, imputados o personas interesadas en el proceso hayan intervenido”.

Además de inventariar y liquidar los procesos, la ley manda a que se distribuyan en los ocho juzgados de Instrucción, los casos que aún están en trámite.

“Según el libro de entrada, todos aquellos procesos que estén todavía con resoluciones pendientes deben ser puestos a la orden de otros juzgados y eso es lo que estamos haciendo”, explicó Montoya.

La jueza afirmó que el plan de distribución a través de Secretaría de Distribución de Procesos y de los colaboradores, está previsto que se realice el lunes 19 de abril.

“En esos procesos hay resoluciones en las que se han emitido sobreseimientos provisionales y que tienen plazo de un año para reabrirse o cerrarse totalmente, están las salidas alternas como conciliaciones, suspensiones condicionales de procedimientos que quedan a plazos determinados y si todavía no se han cumplidos, también tienen que pasar a otros juzgados, al igual aquellos que están en el plazo de instrucción pero por la fecha de cierre no será posible terminarlos; entonces se está haciendo toda esa clasificación para entregar mediante acta a cada uno de los juzgados”, explicó la jueza.

Saca al ingresar al juzgado Noveno de Instrucción el día que confesó el soborno a una empleada judicial./ Iliana Cornejo.

Montoya que estuvo 23 de los 29 años de existencia del Juzgado Noveno de Instrucción, afirmó que el miércoles 7 de abril, realizó las últimas audiencias preliminares, tomando en cuenta los plazos para que las partes puedan recurrir y poder resolver y de esa manera no dejar plazos cortados.

El decreto indica que el día que yo deje de recibir como Juzgado Noveno de Instrucción, el 15 de abril, ese mismo día entramos en funciones con la nueva competencia que tenemos y vamos a recibir por seis meses todo los procesos que generen cuatro juzgados como Juzgado Quinto Quinto de Vigilancia Penitenciaria”. Nora Montoya, jueza Novena de Instrucción y a partir del 16 de abril, Quinta de Vigilancia Penitenciaria y Cumplimiento de la Pena. 

Legado del Noveno de Instrucción

Además del caso de la inconclusa presa hidroeléctrica El Chaparral, en el que está vinculado el expresidente Mauricio Funes, el Noveno de Instrucción condenó a dos años de prisión en un procedimiento abreviado al expresidente Elías Antonio Saca, el 13 de septiembre de 2019.

En esa ocasión el exmandatario confesó haber formado parte de una red de soborno en el sistema judicial durante su mandato conocido como “Transes” y que pagó $10,000 a una empleada de la Cámara Primera de lo Civil a cambio de filtrarle información sobre un proceso civil que Fiscalía llevaba contra él y su secretario privado, Elmer Charlaix.

Otros casos emblemáticos ha sido la banda del "Repollo" vinculada al lavado de dinero producto del trasiego de droga y que su principal líder era Jorge Ernesto Ulloa Sibrián.