El Juzgado Segundo de Instrucción, de San Salvador, envió su informe a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), tras una solicitud que el organismo hizo a la Corte Suprema de Justicia de El Salvador en cuanto al estado de salud, los riesgos que corre y la condición legal del exalcalde capitalino, Ernesto Muyshondt.

Nacionales

Juzgado informa a CIDH de procesos contra Muyshondt Hasta ayer no se sabía si el juzgado Octavo de Instrucción, a cargo del arresto del exalcalde, había envíado informe.

Jaime López

viernes 19, noviembre 2021 • 4:30 am

Compartir

El Juzgado Segundo de Instrucción, de San Salvador, envió su informe a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), tras una solicitud que el organismo hizo a la Corte Suprema de Justicia de El Salvador en cuanto al estado de salud, los riesgos que corre y la condición legal del exalcalde capitalino, Ernesto Muyshondt.

La gestión de la CIDH surgió luego que la directora ejecutiva de la organización Internacional Casla Institute, Tamara Suju Roa, solicitara medidas de protección para Muyshondt; a la vez extendió una carta abierta al presidente de la República, Nayib Bukele, en la que le manifestó que el exedil presenta un grave deterioro físico, sufrimiento de ataques de pánico y está siendo sometido a tratos crueles e inhumanos en la prisión.

En respuesta, la Corte Suprema de Justicia pidió al Juzgado Segundo de Instrucción de San Salvador, rinda un informe de todas las diligencias contra el exalcalde capitalino.

“La Comisión requiere un informe completo de cada una de las actuaciones y diligencias judiciales realizadas contra Muyshondt, así como copia certificada de las principales diligencias y actuaciones judiciales que lo fundamenten”, detalla la petición de la Corte al Juzgado Segundo de Instrucción.

También la CSJ precisa que la CIDH requiere de información sobre situación de salud del exalcalde, el cumplimiento del tratamiento prescrito para sus padecimientos y si éste está administrado de forma idónea y oportuna.

La jueza Segunda de Instrucción respondió que desde el inicio del proceso consignó medidas sustitutivas a la detención provisional a favor de Muyshondt, así como entregar una fianza de $10,000. El 8 de junio, resolvió en audiencia especial de revisión de medidas, “declárese sin lugar a la detención provisional contra el exalcalde capitalino acusado de agrupaciones ilícitas y fraude electoral”.


En adición a lo dispuesto por el Juzgado Segundo de Paz, la jueza Segundo de Instrucción decretó arresto domiciliar con imposición de dispositivo electrónico y se hicieron las coordinaciones con la Policía Nacional Civil y Dirección de Centros Penales para su cumplimiento y el lugar donde se ejecutaría la medida.

El 15 de junio, proveniente del Juzgado Tercero de Paz donde el exalcalde fue procesado por los delitos apropiación indebida de retenciones o percepciones tributarias e incumplimiento de deberes, se designó al Juzgado Octavo de Instrucción para seguir conociendo la causa penal de Muyshondt.

Asimismo para que sea la autoridad que tome las medidas pertinentes respecto de los tratamientos y al estado de salud del exalcalde y sobre ese tema, será este juzgado que deberá rendir su informe, aclara la jueza Segunda de Instrucción.

Asimismo la jueza informa que por orden del Juzgado Tercero de Paz de San Salvador, se le fue retirado el dispositivo electrónico al exalcalde Muyshondt en el penal La Esperanza para quedar en detención provisional.

El 14 de septiembre, la jueza Segundo de Instrucción, manifestó que el exalcalde Muyshondt no se encuentra cumpliendo detención provisional a la orden de su tribunal.

“A la luz de expuesto, este juzgado no tiene ni ha tenido durante el proceso la tramitación de la libertad personal de Muyshondt, pues este siempre ha estado sujeto y continua gozando de medidas cautelares a su favor”, reitera la jueza.

“Pues si bien este este juzgado fue el primero en otorgarle medidas cautelares de arresto domiciliar a Muyshondt, no fue quien le decretó detención provisional ni quien se las mantiene a su orden”, concluye la juzgadora del Segundo de Instrucción.