El navío USS Pueblo fue capturado por Corea del Norte en 1968, su tripulación fue torturada, según el fallo. Foto AFP

El Mundo

Justicia de EEUU ordena a Corea del Norte pagar $2.300 millones por incidente de 1968 El incidente ocurrió cuando Estados Unidos estaba sumido en la guerra de Vietnam y justo cuando los operadores norcoreanos entraron en Corea del Sur e intentaron asesinar al presidente Park Chung-hee.

AFP

jueves 25, febrero 2021 • 7:55 pm

Compartir

Un tribunal estadounidense ordenó a Corea del Norte que pague daños y perjuicios a la tripulación y los familiares del barco espía USS Pueblo, que fueron torturados y maltratados durante 11 meses en 1968 después de ser capturados por la armada del país asiático.

La corte federal de Washington dijo que los miembros sobrevivientes de la tripulación y las familias de los fallecidos deben ser indemnizados por daños y perjuicios por confinamiento y sufrimiento en 1,150 millones de dólares y el doble por daños punitivos contra Pyongyang.

Dijo que muchos de los 83 miembros de la tripulación, uno de los cuales fue asesinado por los norcoreanos cuando se apoderaron del Pueblo el 23 de enero de 1968, sufrieron abusos físicos y mentales durante su cautiverio.

La demanda se presentó recién en 2018, después de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos determinara que, a pesar de una ley que otorga a un gobierno extranjero una amplia inmunidad en demandas ante los tribunales de Estados Unidos, podrían ser demandados si el gobierno había sido designado patrocinador estatal del terrorismo internacional.

A fines de 2017, la administración de Donald Trump declaró oficialmente a Corea del Norte como estado patrocinador del terrorismo.

El Pueblo estaba realizando su primer viaje como buque espía de la Armada de Estados Unidos, bajo la apariencia de un barco de investigación ambiental.


Pyongyang dice que estaba en aguas de Corea del Norte cuando fue capturado, lo que Washington negó.

La tripulación del Pueblo fue liberada después de casi un año de negociaciones en diciembre de 1968, pero Pyongyang incautó el buque y lo convirtió en un museo. La Marina de Estados Unidos todavía lo mantiene en su lista de barcos activos.

El barco convertido en museo. Foto AFP

El tribunal, en un fallo final el miércoles, fijó indemnizaciones entre 22 y 48 millones de dólares a cada uno de los 49 miembros sobrevivientes de la tripulación y sumas más pequeñas a unos 100 integrantes de sus familias.

Corea del Norte no estuvo representada en el caso.