Durán fue el primero en denunciar un crimen de guerra después de la derogatoria de la Ley de Amnistía. / I.Cornejo

Nacionales

Juez dice secuestro de Armando Durán ya prescribió

Iliana Cornejo

jueves 1, noviembre 2018 • 12:00 am

Compartir

El Juzgado de Menores de Usulután resolvió, el pasado 10 de ocubre, que el secuestro del empresario Armando Durán, ocurrido el 7 de diciembre de 1986 ya prescribió y por tanto absolvió a la única persona que la Fiscalía General de la República había judicializado.

En su resolución, el juez  primero expone que el delito no es de lesa humanidad .

Señala que no se puede procesar al único imputado porque el secuestro sucedió durante una época que la sentencia de la Sala de lo Constitucional no comprende y cita el texto de ese tribunal: “Tampoco han prescrito, y por lo tanto no gozan de amnistía y están sujetos a investigación, juzgamiento y sanción, todos los hechos sucedidos desde el 1-VI-1989 al 16-I-1992, cometidos por funcionarios públicos, civiles o militares en los términos que establece el artículo 244 de la Constitución”.

Por lo anterior, el juez retoma y agrega: “Los hechos ocurrieron el día 7 de diciembre de 1986, a lo cual no se podrá aplicar el precepto que expone la Sentencia de la Sala de lo Constitucional en comento, ya que el hecho ocurrió en una fecha fuera del rango establecido por el ente constitucional, para que dichos delitos no prescriban”.

El juez señala, además, que El Salvador no es parte de la Convención sobre la Imprescriptibilidad de Crímenes de Guerra y Crímenes de Lesa Humanidad de las Naciones Unidas “Ese cuerpo normativo internacional carece de idoneidad y de aplicabilidad legal para efectos de la presente causa”, dice. También  dice que la retroactividad no puede usarse en materia penal, excepto cuando sea a favor del delincuente y solo puede ser usada por el legislador.

Otro argumento del juez para no procesar al acusado es porque a su criterio el caso no fue investigado por la Comisión de la Verdad y no forma parte del informe “De la locura a la esperanza”.


En la resolución escrita del juez, señala que el acusado era un menor de 17 años cuando ocurrieron los hechos, pero que ahora tiene  49 años de edad.

Armando Durán contó que fue secuestrado por el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), cuando iba a unas propiedades en Usulután y pasó 37 días en cautiverio entre 1986 y 1987, cuando denunció culpó de su secuestro a los dirigentes del FMLN, organización que absorvió al ERP.