Nacionales

Juez de El Mozote descubrió prueba documental en archivos del Arzobispado

Redacción DEM

viernes 5, febrero 2021 • 9:10 pm

Compartir

El juez de instrucción de San Francisco Gotera, Jorge Guzmán descubrió una serie de pruebas documentales de la población del caserío El Mozote, así como pruebas del desplazamiento forzado que sufrió la población civil durante la inspección de los archivos del Arzobispado que culminaron hoy.

Así lo informó en su cuenta de Twitter la Asociación de Derechos Humanos Tutela Legal Dra. María Julia Hernández, citando al representante de familiares y víctimas de la masacre, el abogado Wilfredo Medrano.

Entre los hallazgos en los archivos del Arzobispado hay cédulas de identidad, partidas de nacimiento, fe de bautismos, fichas clínicas de vacunación y escrituras privadas de habitantes del caserío El Mozote, donde en diciembre de 1981, soldados del Batallón Atlacatl de la Fuerza Armada asesinaron a centenares de civiles, un hecho ampliamente documentado por la Comisión de la Verdad que recogió los crímenes de guerra más relevantes.

La Asociación informó también que se encontraron  archivos que el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) heredó a Tutela Legal a través de María Julia Hernández, con información de asentamiento de los niños que nacieron en Colomoncagua, Mesa Grande (Honduras) y todos los demás refugios de desplazados por la guerra.

"Algunos archivos pertenecen a ciudadanos originarios de Jocoaitique y podrían ser evidencia y prueba documental para sustentar el delito de desplazamiento forzado que sufrió la población civil. Estos documentos también pueden ser importantes para algunas víctimas que nacieron en dichos refugios y que aún no tienen documentos", dice la Asociación en su cuenta de Twitter.


El abogado Medrano sospecha que se pueden encontrar partidas de defunción de ciudadanos salvadoreños que murieron en los refugios a causa de la represión del ejército hondureño.

El juez Guzmán ha intentado documentar el caso en archivos militares pero la Fuerza Armada se ha negado a entregarlos o mostrarlos siquiera a la autoridad judicial. El presidente Nayib Bukele ha dicho que entregaría los archivos pero no ha sucedido.