Xinhua

El Mundo

Juez argentino pide prisión para Cristina Fernández La justicia argentina ordenó el desafuero y arresto de la exmandataria y senadora Cristina Fernández de Kirchner por presunto encubrimiento de iraníes acusados por el atentado que causó 85 muertos en 1994.

AFP

viernes 8, diciembre 2017 • 12:00 am

Compartir

Un juez argentino pidió prisión preventiva para la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner al acusarla de “traición a la patria” por encubrir a iraníes imputados por el atentado contra el centro judío AMIA, medida que desató una reacción de protesta con miles de manifestantes.

El magistrado federal Claudio Bonadio pidió además su desafuero para poder detenerla, ya que Kirchner es senadora y tiene inmunidad parlamentaria. El caso pasa ahora a manos del Senado.

Activistas peronistas y de izquierda convocaron a una manifestación en la Plaza de Mayo bajo la consigna “a defender la democracia y la libertad”.

“En la Argentina de (el presidente Mauricio) Macri tenemos presos políticos. Se ha conformado una tríada autoritaria entre el poder económico, jueces federales y el gobierno”, dijo en la plaza uno de los convocantes, el líder sindical Roberto Baradel.

En respuesta, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, dijo en rueda de prensa que el caso “requiere una investigación muy bien hecha y un debido proceso de defensa para los acusados. No nos corresponde opinar sobre la decisión del juez”.

Esta orquestación política tiene responsables: Mauricio Macri es el director de la orquesta y en este caso (el juez) Bonadio ejecuta la partitura judicial”
Cristina Fernández de Kirchner
Expresidenta argentina


En su defensa
La senadora Kirchner, que acaba de jurar su banca y asume la semana próxima, denunció en una conferencia de prensa una “persecución política de la oposición, inédita en tiempos democráticos, de hostigamiento y humillación”.

Bonadio acusó a Kirchner, de 64 años, de impulsar “un plan criminal orquestado” con Irán para dotar de impunidad a los iraníes imputados por el atentado en 1994 a la mutual judía, que dejó 85 muertos y 300 heridos, en un caso que no tiene detenidos.

“Desde el punto de vista jurídico es un despropósito, un verdadero exceso”, insistió. Se trata de una causa judicial “armada e inventada”, afirmó la exmandataria (2007-2015).

Kirchner dijo incluso que “posiblemente” recurrirá la medida judicial ante algún tribunal internacional.

Otro opositor que cayó el ayer a última hora en la mira judicial es el expresidenciable kirchnerista Daniel Scioli, derrotado en 2015 por Macri, al ordenarse seis allanamientos a fincas rurales y empresas de su propiedad por supuesto fraude.