La Ley Bitcoin se aprobó de forma exprés en junio pasado. / DEM

Economía

JPMorgan advierte riesgos en liquidez en dólares por bitcoin El banco de inversión difundió un análisis sobre los retos que enfrenta el país en su plan de “bitcoinización” de la economía.

Redacción DEM

martes 13, julio 2021 • 4:15 am

Compartir

El banco de inversión JPMorgan Chase & Co. advirtió ayer de los riesgos que plantea para El Salvador la entrada en vigor de la Ley Bitcoin.

Según el reporte “La Bitcoinización de El Salvador: el desafío de la implementación”, el proyecto legal aprobado  el mes pasado plantea retos como un “excepticismo generalizado” sobre la nueva moneda de curso legal.

Sin embargo, entre los comentarios a cargo de los analistas Steve Palacio, Joshua Younger y Verónica Mejía Bustamante,  destacan los riesgos de liquidez y cambiarios que plantea la necesidad de convertir las fracciones de bitcoin (satoshis) a dólares.

“La transferencia del riesgo cambiario del sector privado al sector público podría convertirse en un problema mayor si se adopta bitcoin a mayor escala”, advirtió JPMorgan que valoró que, dejando a un lado las operaciones en efectivo, “las transacciones minoristas ascendieron a aproximadamente $100,000 millones el año pasado (para una economía con un PIB de aproximadamente $26,000 millones.

Ni el Banco Central de Reserva (BCR) ni la Superintendencia del Sistema Financiero (SSF) han dado detalles de los reglamentos que apoyarán la implementación de la ley.

Las condiciones del mercado (liquidez y volatilidad) podrían limitar la capacidad de Bandesal para deshacer sus posiciones”. Análisis Bitcoin en El Salvador de JPMorgan Chase & Co.


El banco de inversión anticipó que si el bitcoin iguala al dólar implicaría aproximadamente $135 millones en liquidaciones diarias de bitcoin.

El presidente Nayib Bukele dijo el mes pasado que el Banco de Desarrollo de El Salvador (Bandesal) administrará  un fideicomiso de unos $150 millones para garantizar la convertibilidad a dólares.

Según los analistas de JPMorgan, “esto no considera que bitcoin reemplace las transacciones en efectivo, lo que en última instancia podría ser un objetivo de adoptar la criptomoneda”.

Agregaron que el patrocinio gubernamental para activar el monedero virtual (wallet) Chivo busca garantizar una fácil convertibilidad entre bitcoins y dólares, una estrategia que no presenta preocupaciones importantes si los flujos están equilibrados. “Sin embargo, si hay un sesgo direccional (más probable de bitcoin a dólares que a la inversa) podría canibalizar la liquidez del dólar con el tiempo”, dice el análisis.

Explicaron que, aunque en principio la criptomoneda se puede canjear por dólares en el extranjero, los costos de operación asociados con hacerlo (tarifas de minería y corretaje) “pueden ser significativos, particularmente para las transacciones más grandes asociadas con plataformas institucionales como Chivo”.

JPMorgan agregó que garantizar la convertibilidad de esta manera podría resultar difícil de mantener sin consecuencias adversas, incluidos eventuales riesgos fiscales y de balanza de pagos.

“El grado real en que esto se vuelve problemático depende de una serie de factores fuera de la cantidad real de necesidades de convertibilidad. Estos incluyen las condiciones del mercado (volatilidad y liquidez de bitcoin), que podrían limitar la capacidad de Bandesal para deshacer sus posiciones”, destaca el informe del banco de inversión.

 

El dato

El Salvador es el primer país en el mundo en adoptar a un criptoactivo como “moneda de curso legal”.

La Ley Bitcoin entrará en vigor el próximo 7 de septiembre.