Fotografía: Agencia AFP

El Mundo

Joe Biden se defiende tras acusación de exlegisladora de conducta inapropiada

AFP

domingo 31, marzo 2019 • 10:02 am

Compartir

El exvicepresidente de Estados Unidos Joe Biden, quien próximamente podría lanzar su postulación para la candidatura demócrata de la elección presidencial de 2020, tuvo que defenderse el domingo luego de ser acusado por una exlegisladora de un beso inapropiado.

"Durante muchos años de campaña y de vida pública, he dado innumerables apretones de manos, abrazos, expresiones de afecto, de apoyo y de consuelo", dijo en un comunicado.

"Ni una sola vez, nunca, pensé en haber actuado de manera inapropiada", añadió éste veterano de la política que se encuentra a la cabeza de las encuestas en las primarias demócratas. "Si se sugiere que este es el caso, voy a escuchar respetuosamente. Pero jamás fue mi intención".

Conocido por ser excesivamente cariñoso con las mujeres, Joe Biden, de 76 años, fue acusado por Lucy Flores, de 39 años, exlegisladora demócrata de la Asamblea de Nevada, de haberle besado la cabeza sin su consentimiento en 2014 cuando ella estaba a punto de tomar la palabra durante un mitin de campaña.

La mujer reiteró sus acusaciones el domingo en CNN. "De una manera muy inesperada sentí a Joe Biden salir de la nada, poner sus manos en mi espalda, aproximarse muy cerca de mi por atrás, agacharse, sentir mi cabello y besarme suavemente en la parte superior de la cabeza", narró.

"Fue chocante", "No te esperas ese tipo de intimidad de parte de alguien tan poderoso con quien no tienes ninguna relación", añadió al señalar que se sentía "indefensa".


El portavoz de Joe Biden declaró el viernes que el exvicepresidente de Barack Obama no recordaba estos hechos.

El domingo, personalmente salió a defenderse en primera línea asegurando que no tomaría a la ligera las acusaciones.

"Puede que no recuerde esos momentos de la misma manera y puede que me sorprenda lo que oigo", indicó en el comunicado. Pero, según él, los tiempos han cambiado y "las mujeres sienten que pueden y deben contar sus historias, y los hombre deben escucharlas".

"Es lo que haré", prometió, mientras se presentaba como un "abogado" insaciable de la causa de las mujeres.