El juez especializado de Sentencia “A”, impuso la pena mayor de 183 años de prisión a José Roberto Ayala, uno de los jefe de la clica “Centrales” de la Mara Salvatrucha, por los delitos de extorsión y conspiración y proposición para cometer homicidio.

Nacionales

Jefe de pandilleros centrales de la MS condenado a 183 años de cárcel Los condenados pertenecen al programa Centro de la Mara Salvatrucha que extorsionaban a los comerciantes formales e informales de la capital.

Jaime López

jueves 15, abril 2021 • 4:45 am

Compartir

El juez especializado de Sentencia “A”, impuso la pena mayor de 183 años de prisión a José Roberto Ayala, uno de los jefe de la clica “Centrales” de la Mara Salvatrucha, por los delitos de extorsión y conspiración y proposición para cometer homicidio.

Junto a él fueron condenados unos 27 pandilleros más como Alba Lilian Gómez Gómez condenada a 117 años de prisión y José Mauricio Orellana a 111 años de prisión.

Los sentenciados fueron hallados culpables de cinco y ocho casos de extorsión, que el juez sancionó con 16 años de prisión por cada uno, más cinco y diez años por agrupaciones ilícita.

También,  diez años por homicidios, cuatro por cada caso de proposición y conspiración para cometer homicidio, así como seis años por contrabando de mercadería y diez por tráfico de droga.

La fiscal del caso afirmó que los 19 casos de extorsión fue el delito que más abultó las penas a los procesados; quedó demostrado que esos chantajes se perpetraron adentro y afuera de los mercados Central, Sagrado Corazón y La Tiendona, así como los vendedores ubicados sobre la calle Rubén Darío, entre otros sitios.

Consta en el fallo judicial que además de los vendedores, el programa Centro de la Mara Salvatrucha extorsionaba a motoristas del transporte colectivo de pasajeros de la ruta 45A, 7, 34, 43, taxistas de la zona Galería Central, al dueño del parqueo Los Chapines, a los vendedores de sandía de los contornos de La Tiendona.


El juez fundamentó su sentencia en las escuchas telefónicas, en las que los pandilleros entablaban comunicación con sus víctimas a quienes exigían sumas de $ 1, $5, $15, $25 y en uno de los casos a un comerciante le demandaron $10,000 a cambio de no atentar contra su vida y de su familia; en hechos ocurridos entre octubre del 2018 hasta abril de 2019.

En siete procesados el juez los absolvió, porque según él, no se logró establecer a través de las escuchas ni en la declaración de los testigos, que ellos habían participados en los ilícitos que se les imputaba al resto.

Como conclusión el juez afirmó que en el juicio había quedado demostrado que el programa Centro  tiene como finalidad realizar  diversas finalidades ilícitas y que sus miembros cumplieron diferentes roles; dijo que el programa Centro es una organización  con toda una estructuración jerárquica que coordina sus acciones,  sobre todo por teléfono.

“Estos grupos emplean un lenguaje peculiar y confuso, no fácil de descubrir sus actos ilícitos, realizan actividades que limitan el territorio a través de grafitis y marcas.

En el trasiego de drogas, el juez afirmó que esta agrupación maneja toda una connotación lingüística y citó ejemplo a  producto de harina, polvo blanco, bolsa de leche, talco o cosa blanca para referirse a la droga.

Además corroboró esa información con las declaraciones de los testigos que en su mayoría eran agentes captores e investigadores, así como técnicos del Centro de Estuchas.