Deportes

Isco no está en los planes de la selección de España El mediocampista del Real Madrid parece no convencer al técnico ibérico, Luis Enrique, y no es tomado en cuenta para los próximos partidos eliminatorios hacia Catar 2022.

Redacción Deportes

viernes 21, agosto 2020 • 10:04 am

Compartir

La estrella de Isco Alarcón se ha ido apagando en las dos últimas temporadas. Ha dejado de hacer magia. Ha bajado su rendimiento y se ha caído de los once habituales de Zidane.  Tampoco convence a Luis Enrique, cuando era uno de los jugadores en los que confiaba para la selección española. Su abandono físico se ha vuelto contra él. Este curso solo ha completado dos partidos de principio a fin. De ser uno de los once jugadores más utilizados por el técnico francés ha pasado al decimotercer lugar que más minutos ha disputado este curso con el Real Madrid, mejorando en cinco posiciones su aportación de la temporada pasada.

Un jugador que encandiló a la afición madridista pero que ha dado un bajón considerable. Se le acusa de falta de compromiso, incluso ha recibido más de un toque de atención del vestuario. Con 28 años debería estar en el mejor momento de su carrera, pero el exceso de autosuficiencia se ha vuelto contra él. Su retroceso lo plasma Óscar Rodríguez, un canterano madridista al que Luis Enrique ha convocado por su excelente temporada en el Leganés, pese a ser uno de los equipos que han perdido la categoría. De hecho, Zidane quiere recuperarlo, pero él prefiere seguir cedido a volver para ser suplente.

Zidane le ha retirado su confianza esta temporada cuando se ganó su favor a costa de desplazar a Bale del equipo titular. Eran otros tiempos, en los que se puso el mono de trabajo, fue ambicioso y puso su magia al servicio del equipo. Pero lleva dos temporadas a la baja. De hecho, el Real Madrid lo ha puesto en el mercado y si recibiera una buena oferta económica por él lo traspasaría. El Isco actual se distrae con facilidad y su carácter individualista tampoco ayuda.

Este curso ha sido titular 20 partidos de 51, pero solo jugó dos enteros, en los otros 18 fue cambiado. La temporada pasada fue titular en 15 ocasiones, y en las dos campañas anteriores con Zidane jugó 37 partidos en la 17-18 y otros 27 en la 16-17. Físicamente nunca fue un portento, pero menos si no fortalece una de las facetas en la que más cojea. Un jugador diferencial si está centrado en su trabajo, pero el malagueño ha hecho un curso irregular, mejor que el de la temporada pasada, pero que no le da para ganarse el favor de Zidane ni de Luis Enrique.