Iota se disipó tras arrasar amplias zonas de Honduras y Nicaragua entre lunes y miércoles.

Nacionales

Iota ya no existe, pero efectos seguirán hoy, dicen autoridades Anoche continuaban las lluvias en amplias zonas del país. Se reportó aumento del caudal del río Lempa y del río Santa Rosa Guachipilín.

Jaqueline Villeda

jueves 19, noviembre 2020 • 6:00 am

Compartir

Iota ya no existe, ni como tormenta tropical ni como huracán. Se disipó ayer sobre El Salvador después de dejar una trayectoria de inundaciones, destrucción y muerte por Honduras y Nicaragua, pero en El Salvador simplemente se desvaneció. Sin embargo, aunque el fenómeno climático “ya no existe como tal; sin embargo, sí tenemos los efectos”, advirtió anoche el ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Fernando López.

Los remanentes de humedad asociados a Iota se han convertido en una baja presión, que se ubica al suroeste sobre la costa de El Salvador”. explicó López.

El ministro advirtió que este jueves pueden ocurrir algunas lluvias de tipo temporal.

El fin de semana será de relativa normalidad. Ya para la próxima semana podamos encontrar transición hacia la época seca”. Fernando López, Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales

Anoche, los remanentes de Iota se movían a una velocidad de 19 kilómetros por hora. hacia el oeste suroeste de la costa Pacífica de El Salvador con vientos máximos de 45 kilómetros por hora.

Foto DEM


López explicó que “hemos tenido precipitaciones en todo el país de por lo menos 50 milímetros” y reiteró que existen probabilidades de desbordamientos en la cuenta alta del río Lempa, entre Santa Ana y Chalatenango, y en el río Grande, en San Miguel.

La Comisionada Presidencial, Carolina Recinos, subrayó que “esta emergencia no ha concluido, porque nuestros suelos están saturados”.

Tenemos 880 personas albergadas y de los 1,152 albergues a disposición, 230 están utilizados con personas que se evacuaron de manera preventiva”. Carolina Recinos, Comisionada Presidencial

Entre los efectos de Iota, las autoridades informaban ayer que 880 personas se vieron obligadas a trasladarse a albergues.

Foto DEM

Iota provocó además de evacuaciones, caída de árboles producto de la lluvias tipo temporal y de los vientos. Al menos una persona falleció en El Salvador, Juan Antonio Vásquez, víctima de un árbol que le cayó encima la noche del martes en San Miguel.

1,152AlberguesEl gobierno ha habilitado un total de 1,152 albergues en todo el país.
20KilómetrosSe espera que Iota continúe generando ráfagas de viento de hasta 20 km/h
880AlbergadosEl ministerio contabilizó 880 albergados hasta ayer tarde provocados por Iota

Hasta la tarde de este miércoles la zona del volcán de San Miguel registraba la mayor acumulación de agua en las últimas 24 horas con 68.6 milímetros de lluvia acumulada.

El ministro de Medio Ambiente indicó que se espera que el fin de semana sea de “relativa normalidad”, y que se prevé que para “la próxima semana podamos encontrar transición hacia la época seca”.

López también informó que se mantiene en vigilancia un área de baja presión con probabilidad baja de formación a ciclón tropical para 2 y 5 días, se ubica al norte de Panamá, sobre el mar Caribe, pero aparentemente no afectará al país,

  • Estragos
  • Entre los estragos provocados por Iota se reportan árboles caídos en San Ignacio, Las Placitas, en la carretera hacia Santo Domingo de Guzmán, Salcoatitán, así como en la 71a. avenida norte y 3a. calle poniente.
  • De igual forma se reportaron evacuaciones de 29 personas , las cuales se extendieron a San Rafael Cedros, en la comunidad La Fosa en San Salvador, así como la evacuación de 29 familias que residen en las zonas vulnerables de El Poy, Chalatenango. Así mismo, se reportó el aumento del caudal del río Lempa, y del río Santa Rosa Guachipilín.
  • Autoridades también reportaron la impermeabilización de una talud ubicado en el kilómetro 8.5 de la carretera antigua a Zacatecoluca, y un hundimiento formando entre el pasaje 6 y la Calle Las Palmas, de la colonia San Benito, en San Salvador.
  • Los diferentes cuerpos e instituciones que conforman el Sistema de Protección Civil monitoreron zonas como los río de Angue, San José y Ostúa en el cantón San Jerónimo de Metapán. Además se monitoreó el río Grande, Las Cañas, La Málaga, el río Acelhuate, el río Paz en las Chinamas, y los ríos Torola, San Francisco y río Seco en Morazán, todos reportados como de cauce normal.