Archivo DEM

Nacionales

Interpol tramitará difusión roja contra Sigfrido Reyes y tres prófugos

Juan Carlos Vásquez

jueves 16, enero 2020 • 11:40 am

Compartir

La Policía Internacional (Interpol) ha confirmado al Juzgado 11o. de Paz de San Salvador, que desde este jueves dan oficialmente por recibidas las cuatro órdenes de captura internacional en contra de Othon Sigfrido Reyes Morales, Byron Enrique Larrazábal Arévalo, Earle René Reyes Morales y Karla Beatriz Recinos Ramírez, a quienes se les tramitará la difusión roja para buscarlos en los 194 países miembros.

El juez, en la resolución de la audiencia inicial, la noche del pasado martes ordenó la detención para el expresidente de la Asamblea Legislativa por los delitos de lavado de dinero, peculado y estafa agravada; la misma resolución emitió para su asistente Karla Beatriz Recinos Ramírez, procesada solo por blanqueo de dinero.

Mientras que para Byron Enrique Larrazábal Arévalo y Earle René Reyes Morales, socio y hermano de Reyes, resolvió con vista del requerimiento (revisando el expediente) y remitió a la Interpol las órdenes de captura.

Larrazábal Arévalo enfrenta los mismos delitos atribuidos al expresidente del Congreso y el hermano de Reyes Morales, solo es acusado de lavado de dinero. En este caso son procesadas 14 personas y la Fiscalía dice que la estructura lavó más de $6.5 millones.

La alerta o difusión roja es un instrumento legal que se utiliza para pedir la detención preventiva de una persona con miras a su extradición, y el requisito principal es que haya una orden de captura judicial vigente girada por un tribunal del país interesado en un ciudadano señalado de algún hecho delictivo.

La sede de Interpol, en Lyon, Francia, esperará que se le haga llegar la resolución judicial para emitir la difusión roja siempre y cuando se reúnan una serie de requisitos y que los seis imputados sean buscados en 194 países miembros de ese organismo internacional.


Tras recibir la solicitud de publicación de una notificación remitida por una Oficina Central Nacional (OCN), la Secretaría General prepara las notificaciones en los cuatro idiomas oficiales de la Organización (árabe, español, francés e inglés).

De aprobarse una difusión roja y entrar en vigencia, un país miembro que obtenga información sobre la ubicación de los imputados, deberán informar a las autoridades salvadoreñas para que se pueda iniciar el respectivo proceso de extradición, incluso se podría optar por la vía de la deportación, si los reclamados han ingresado de forma ilegal.

Una de las primeras medidas que desde Lyon tomará la Interpol, es subir a su sitio web un resumen del caso por el cual son buscados, detallando los delitos por los que son requeridos y sus datos personales, acompañado de una fotografía, aunque no necesariamente se puede publicar en la página web de la Interpol dicha difusión.