Migración y Extranjería afirma que de enero de 2017 a enero 2019 migraron 5,161 menores de 18 años; para el CONNA fueron 2,250. / DEM

Nacionales

Instituciones sin estadísticas unificadas sobre niños migrantes

Azucena Henríquez

jueves 9, mayo 2019 • 12:01 am

Compartir

La Red para la Infancia y la Adolescencia de El Salvador (RIA) mostró preocupación ante las diferencias que tienen las cifras de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) y el Consejo Nacional de la Niñez y Adolescencia (CONNA) sobre niños migrantes.

Según datos de la DGME, de enero de 2017 a enero de 2019 migraron 5,161 menores de 18 años de edad, mientras que para el CONNA fueron 2,250, con una disimilitud de 2,911 niños, niñas y adolescentes.

La gerente de RIA, Georgina de Villalta dijo que por parte de las instituciones gubernamentales no se mantiene un monitoreo preciso con datos estadísticos sobre la situación y condición de la niñez migrante y sus familias.

“El CONNA debe adoptar acciones para unificar las estadísticas con las producidas por la DGME y que éstas se encuentren desagregadas, tomando en especial consideración el género”, indicó Villalta durante la presentación del estudio “Niñas y niños en contextos de migración que viajan no acompañados y el impacto en la garantía de sus derechos humanos”.

Villalta dijo que a través del estudio fue como se conoció que ambas instituciones van por caminos diferentes en cuanto a los datos de la niñez y adolescentes que decidieron salir del país.

El estudio destaca que las cifras referidas a niñas y niños que migraron sin compañía, aunque varían, siguen siendo alarmantes, ya que según el CONNA para el mismo período migraron 1,692 menores de edad, mientras que para la Dirección fueron 1,638.


Villalta señaló que al viajar sin compañía, las principales situaciones de riesgo como  el robo de pertenencias personales y documentos, extorsión, abuso verbal y físico, fraude, crimen organizado, redes de tráfico de drogas, desapariciones, violencia sexual y asesinatos se incrementan.

El estudio también determinó que las principales causas del desplazamiento de los menores se deben a la búsqueda de mejorar las condiciones de vida, la violencia y la reunificación familiar.

La gerente explicó que las niñas, niños y adolescentes que han salido del país acompañados o no, ya no tienen como único destino Estados Unidos, sino también países europeos y sudamericanos.