El Juzgado Segundo de Instrucción de San Salvador instaló ayer la audiencia civil por los $10 millones donados por el gobierno de Taiwán a El Salvador para la reconstrucción del país, luego de los terremotos de 2001, pero que supuestamente fueron a parar a cuenta del partido Arena.

Nacionales

Inicia juicio civil por $10 millones donados por Taiwán Los cheques, firmas y nombre de los imputados fueron parte del interrogatorio de la defensa a la perito propuesta por Fiscalía.

Jaime López

martes 7, septiembre 2021 • 4:45 am

Compartir

El Juzgado Segundo de Instrucción de San Salvador instaló ayer la audiencia civil por los $10 millones donados por el gobierno de Taiwán a El Salvador para la reconstrucción del país, luego de los terremotos de 2001, pero que supuestamente fueron a parar a cuenta del partido Arena.

Los procesados en este caso son el expresidente Elías Antonio Saca, Gerardo Balzaretti y Juan Wright, quienes fueron sobreseídos penalmente por prescripción de la acción penal, pero no civilmente.

La jornada de ayer arrancó con la declaración de la perito Ana Cecilia Rodríguez, una contadora pública del Ministerio de Hacienda, quien respondió interrogantes de la defensa sobre la investigación financiera contable, pero sobre todo del abogado Arnau Baulenas que defiende a Juan Wright Castro.

Arnau preguntó, si a ella le constaba haber visto el registro y la tarjeta con firmas autorizadas para el movimiento y manejo de los fondos de  Taiwán desde el Banco Cuscatlán de Costa Rica a la cuenta del Centro de Estudios Políticos, del partido Arena en El Salvador, en el que Fiscalía ha asegurado, figuran los imputados. La perito contestó que “no”.

Sin embargo, el fiscal afirmó que la perito estableció que las firmas con las que se abrió la cuenta en el banco Cuscatlán, de Costa Rica, se hizo con una nota de Gerardo Balzaretti, que autorizaba a Juan Wright Castro y Elías Antonio Saca González para administrar esa cuenta, y que no era un registro de firmas como tal, sino una nota, pero de igual validez”.

Baulenas también cuestionó a la perito sí había corroborado que las firmas ilegibles correspondían a los imputados; la profesional respondió que “sí”, y que se había establecido con “criterios técnicos” al comparar las firmas que aparecían en los cheques con las fichas del Documento Único de Identidad de cada acusado extendido por el Centro Nacional de Registro de Personas Naturales.

Baulenas reprochó que ella no fue juramentada para establecer prueba grafológica de los acusados y en ese sentido se extralimitó en sus funciones.

Además preguntó que sí le constaba de vista los cheques originales que  Taiwán entregó al expresidente Francisco Flores y que luego fueron depositados a la cuenta del Consejo Ejecutivo Nacional (Coena). Ella respondió que “no”, pero habían imágenes de capturas de pantalla del banco Cuscatlán que confirmaban las transacciones hechas por los acusados.

Por su parte los fiscales, manifestaron que aunque pareciera incisivo y fuerte el interrogatorio del abogado español, Arnau, “hasta el momento no ha desacreditado ni el peritaje ni a la perito, porque la especialista se ha sabido defender, ha contestado de forma correcta y adecuada de acuerdo con su criterio y conocimiento”.

Se intentó conocer la postura del abogado Arnau Baulenas, pero dijo que por el momento se abstenía de brindar declaraciones.