La ASI advierte de incrementos en productos como el plásticos, alimentos y textiles debido al alza en el costo de materias primas. /DEM

Economía

Industriales esperan incrementos en costo de varios productos Se espera que la escalada en el costo de fletes y materias primas se estabilice en uno o dos trimestres, la tendencia actual obliga a elevar los precios.

José A. Barrera

miércoles 21, abril 2021 • 5:30 am

Compartir

La Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) advierte de alzas en el precio de varios productos -entre los que se incluyen plásticos, textiles y alimentos- debido al incremento en el costo de las materias primas para su producción así como de los fletes de importación.

El fenómeno es impulsado por una abrupta demanda en el mundo luego del confinamiento obligado para frenar la pandemia del covid-19 en 2020, una situación que complica la etapa de recuperación de la economía mundial.

Jorge Arriaza, director ejecutivo de la ASI, explicó ayer que los precios están disparados por fenómenos externos y que la tendencia se puede prolongar por seis meses más hasta que se estabilice la demanda.

PUEDEN LEER: Distribuidores y comerciantes reportan alzas de 25 % en productos de plástico

El ejecutivo dijo que es prematuro hablar de cómo esta tendencia impulsará la tasa de la inflación en El Salvador, pero que los precios ya se ajustan al alza empujados por otras condiciones como los anuncios de incremento en la tarifa de energía y en el del combustible para el transporte.

“Veremos incrementos de precios en los próximos meses”, sintetizó Arriaza que, sin embargo, se muestra optimista sobre el rumbo de la economía que estima crecerá más de un 4 % en 2021.


Según el análisis de la ASI, la tendencia puede afectar al mercado local, pero que esperan correcciones debido a la necesidad de colocar productos.

Recordemos que las empresas tienen que competir con precio y nosotros, internamente, nuestros empresarios compiten contra los chinos, pero eso puede afectar a la exportación”.
Jorge Arriaza
Director ejecutivo de la ASI

Comercio exterior.

Según el líder empresarial,  hay que poner atención a los registros de comercio exterior del país y corroborar que los incrementos totales en los valores de las transacciones corresponden a un mejor ritmo de la actividad económica y no a un mayor costo.

La semana pasada el Banco Central de Reserva (BCR) confirmó que las exportaciones de mercancías salvadoreñas tuvieron un crecimiento interanual del 10.11 % en en el primer trimestre de 2021 hasta los $1,601 millones, mientras que las importaciones llegaron a los $3,354.6 millones (22.5 % más).

El país cerró un 2020 de contracción. Hay que esperar los signos de la publicación del PIB del primer trimestre ahí definiremos si se rompió la tendencia”.
Karla Domínguez
Gerente de Inteligencia Industrial de ASI

“Nos alegramos de ver un dato de esa naturaleza porque consideramos que esa cifra, o cualquier otra, es debido al esfuerzo de los empresarios. El empresario no dejó de trabajar, incluso en las condiciones que todos conocemos trabajó consideramos que son buenas noticias”, dijo Arriaza.

El directivo de la ASI también cree que hay que valorar que las cifras de la importaciones y exportaciones pueden ser influenciadas no por un mayor volumen, sino porque el precio subió, una relación que cree hay que revisar y ver su impacto a futuro.

Economistas estiman que la recuperación del empleo podría tomar más tiempo que otros indicadores económicos. /DEM

42,683EmpleosMenos tenía el país en enero, comparado con enero de 2020.

Plástico, energía y cemento recuperan más empleos   

La Asociación Salvadoreña de Industriales también dio detalles de cómo avanza la recuperación de empleos tras el bache que generó la pandemia.

Tomando como referencia los registros de trabajadores cotizantes efectivos en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), la entidad confirma que hasta enero de 2021 hay 42,683 puestos menos que en el mismo mes de 2020 en el sector privado.

El sector textil y de la confección ya tiene 74,823 empleos activos, pero se mantiene un 5.9 % inferior que el año pasado (4,668 plazas menos), seguido por el de alimentos que emplea a 27,564 personas, 2,021 menos que en enero de 2020 (-6.8 %).

Sin embargo, la entidad reconoce un mayor dinamismo en otros sectores como el eléctrico que sumó 134 trabajadores y llegó a los 3,936, el de cemento que contrató ocho personas más y alcanzó los 568 puestos y el de plásticos que se incrementó en 310 y llegó a los 8,338 empleos.

La entidad también aclara que el registro del Seguro Social aún cuenta con personas que no están despedidas y son plazas que podrían recuperarse.