Hace una semana se permitió que la economía se reactivara tras casi seis meses de operar de manera parcial. / DEM

Economía

Industriales abogan por una estrategia para reactivar la economía La ASI recalca que se necesita de acompañamientos con liquidez y facilidades para recuperar la actividad.

José A. Barrera

martes 1, septiembre 2020 • 12:03 am

Compartir

La Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) confirmó ayer que trabaja en la elaboración de un plan para reactivar la economía.

El presidente de la gremial, Eduardo Cáder, dijo ayer que es necesaria la aplicación de una estrategia de consenso entre la empresa privada, el Ejecutivo y la Asamblea Legislativa para revitalizar a los sectores golpeados por la crisis asociada a la pandemia.

“Reapertura no solo es levantar la cortina y esperar que el público entre”, dijo Cáder ayer en Frente a Frente de la Telecorporación Salvadoreña, quien criticó la ausencia de planes concretos para el fomento de la economía tras la parálisis por la pandemia del covid-19.

La actividad económica se liberó el pasado 24 de agosto, sin embargo, el tejido empresarial se encuentra mermado tras cinco meses de parálisis.

Cáder dijo que en esta etapa esperan un plan de acompañamiento, no de fases, ni de calendarizaciones, sino de acciones estratégicas que impacten en la recuperación y “resucitación” de las empresas.

El presidente de ASI explicó que como gremial ya trabajan en “líneas gruesas” de un plan de impulso al tejido productivo, la cual incluirá medidas de tipo económico, facilitación del comercio, de aduanas y hacendarias, así como acciones concretas en el tema energético, insumos que serán presentados al Ejecutivo.


“No es un momento para detenernos en el tiempo, sino de dialogar”, dijo Cáder que consideró que los unos deben transparentar las partidas de presupuesto y que los otros deben pensar en el país como único denominador.

“No es un momento de regateo, urge un diálogo franco sincero para consensuar situaciones que vengan a resolver los problemas que estamos viviendo”, puntualizó

Jorge Arriaza, director ejecutivo de la ASI, agregó que buena parte de la reactivación dependerá del financiamiento y de la rápida ejecución del fideicomiso del Banco de Desarrollo de El Salvador (Bandesal).

“La reactivación económica en estos cuatro meses dependerá mucho de las acciones que se tomen tanto en el sector público como privado. Mucho va a depender del financiamiento de liquidez que pueda haber para las empresas”, agregó.

De acuerdo con el análisis de la entidad, lo que resta del año las empresas trabajarán en tratar de recuperar algo de la actividad perdida por las cuarentenas y efectos colaterales por el impacto de una crisis global que además golpea a Estados Unidos principal destino para las exportaciones y origen de las remesas que el país recibe.

Arriaza insistió en que es necesario que haya una mejor relación entre el Ejecutivo y el Legislativo para establecer un diálogo que se traduzca en acuerdos y apoyos concretos para acompañar al tejido productivo afectado por la pandemia. Además hicieron un llamado a la población para continuar con las medidas sanitarias ya que el riesgo de contagio sigue latente.

 

Esperan que empleo se recupere en la medida la economía se reactive

 

De acuerdo con el análisis de la ASI, la cuarentena prolongada impactó severamente en la actividad productiva, pero no es el único factor.

Estados Unidos, el principal destino para la producción nacional, también fue afectado.

Eduardo Cáder explicó que varias empresas tienen dificultades para seguir operando y pagando salarios, y otras tomaron decisiones de reducir operaciones o indemnizar personal. Recalcó que uno de los rubros más afectados es el de textiles y de la confección, impacto que –por su tamaño- tiene grandes repercusiones en la actividad económica en general.