Las compañías Intradesa Apparel y Termoencogibles han visto oportunidades para el desarrollo de productos de alta demanda durante los primeros días de la pandemia del COVID-19. / DEM

Economía

Industria busca acelerar procesos de innovación El sector está a la espera de reapertura de la economía, pero no es-tá de brazos cruzados. Insiste que la competencia no solo es la región, sino de plantas en Asia.

José Barrera

martes 26, mayo 2020 • 12:01 am

Compartir

La pandemia del COVID-19 ha paralizado casi por completo a la industria salvadoreña que busca maneras de reenfocarse y aprovechar oportunidades,  pese a las limitaciones que establecen las cuarentenas vigentes desde marzo en el país.

Termoencogibles e Intradesa Apparel son dos compañías que han aprovechado la coyuntura y han lanzado nuevos productos a partir de la ventana de oportunidad que la misma crisis generó fabricando insumos médicos.

Rodrigo Tona, CEO de Termoencogibles, explicó que gracias a que la compañía tiene una planta en operación en Vietnam pudo anticiparse un poco a la emergencia del COVID-19 activando comités de crisis, pero reconoce que la aplicación de medidas iniciales para regular el ingreso de ciudadanos desde el exterior hizo que empleados de la firma, que estaban en México y Centroamérica al inicio de la crisis, fueran enviados a cuarentena.

La firma, especializada en la producción de empaques flexibles, es una pieza clave en la producción de insumos para industrias como la de alimentos y de productos químicos. Había activado protocolos, pero una oportunidad nació tras conocer una fotografía de hospitales en Inglaterra que estaban usando bolsas como parte de los equipos de protección.

Tona explicó que uno de los líderes en cuarentena comenzó ha articular el trabajo junto con otros en su posición a modo de comenzar a armar un prototipo de traje desechable partiendo de los limitados insumos que tenían en la cuarentena, se trata de un traje hecho que armaron con bolsas plásticas en apenas siete días y que ahora ya es usado en la región.

“Para nosotros fue interesante en qué podemos ayudar siempre que hay una oportunidad, buscar que la innovación salga”, dijo Tona. Reveló que ya fueron contactados por una firma en Suecia con la que trabaja en exportarlas a varias partes del mundo. “Tenemos que creer que en El Salvador somos gente cachimbona”, agregó el empresario.


Por su parte, Jaime Miguel CEO de Intradesa Apparel, explicó que la empresa -especializada en elaborar prendas con tejido de punto- vio una oportunidad para entrar a la producción de equipo sanitario, específicamente gabachas para uso médico y cubrebocas, un proceso que comenzaron a desarrollar apenas el pasado 15 de marzo y que antes de un mes -el 7 de abril- ya era exportado.

“Se cayeron todas las barreras”, dijo Miguel cuando explicó sobre cómo la crisis eliminó la resistencia al cambio e impulsó la necesidad de innovación. Miguel y Tona participaron ayer del conversatorio digital: “Resideño de nuevos productos y modelo de negocio ¿Cómo operar en tiempos de crisis?” organizado por la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI).

Miguel, de Intradesa, consideró que en los últimos años China se ha caracterizado por ser el que país que ha dominado rubros como el de la confección, pero cree que esto quizá no pueda seguir así, porque después de la crisis sanitaria “será otro mundo y traerá cambios drásticos a las cadenas de abastecimiento”.

 

Oportunidad

Los empresarios sostienen que un reto importante es preparase adecuadamente para el reinicio de actividades, el cual están conscientes que debe ser gradual, pero que sigue siendo necesario para no perder el prestigio ganado en los últimos años.

Miguel explicó que tras 11 semanas de afectación, en la industria textil, por ejemplo se comienzan a ver luces en el camino y anticipó la necesidad de contar con capacidad de respuesta sobre todo por que la entrega de subsidios en Estados Unidos comienza a alentar el consumo.

En ese sentido  alertó que competidores de la industria en países como Bangladés, Vietnam, Indonesia y Jordania, y otros países del área centroamericana están preparándose para suplir la demanda del que todavía es el principal mercado del mundo: Estados Unidos.

 

Cambios en marcha

 

Regeneración

Intradesa trabajó en el proyecto de una planta de regeneración de fibras (camisetas, trapos) que, a partir del mismo desperdicio, fabricarían hilo y prendas con componente regenerado.

 

Sostenibilidad

Termoencogibles estaba trabajando en un ambicioso plan que se sustenta en una producción más verde fabricando insumos plásticos a partir de fibras naturales 100 % biodegradables.

 

Recuperación

Las compañías están conscientes de que un regreso debe ser gradual y aplicando nuevas medidas sanitarias. Las firmas trabajan en una readecuación de las operaciones.

 

Cambios

Termoencogibles y Intradesa sostienen que se vienen cambios no solo en la forma de producción, sino desde el consumidor y que para salir tendrán que usar todas las herramientas de competitividad.