Foto DEM-Francisco Valle

Nacionales

Incendio consume 45 % de mercado San Miguelito y vendedores piden reinstalo Autoridades estatales aún no revelan qué provocó el incendio en el mercado San Miguelito.

Jaqueline Villeda

jueves 23, septiembre 2021 • 6:00 am

Compartir

La mañana del miércoles transcurría normal en el mercado San Miguelito cuando de repente humo, flamas y una llamada de alerta por radio alarmó a los comerciantes del lugar, la noticia: el mercado se estaba quemando.

El humo alertó a los vecinos del lugar y transeúntes que observaban el incidente a varios metros de donde un incendio arrebató el trabajo y esfuerzo de decenas de salvadoreños.

El fuego había iniciado en el sector de bazares, y flores naturales, “desde Variedades Evita”, que había provocado que el humo se extendiera por el resto de la infraestructura.

Algunos vendedores lograron sacar pertenencias. Foto DEM-Óscar Machón

“Solo escuchamos la gran bulla y escuchamos “fuego, fuego” y no alcanzamos, porque lo que nosotros vendemos es piñatas y flores artificiales para la temporada, entonces eso agarra fuego rapidito”, señalaron unas vendedoras, que no brindaron su nombre.

2,500VendedoresAproximadamente, tenía el mercado San Miguelito, según los comerciantes.
928PersonasTrabajaron en sofocar el fuego, según el ministro de gobernación.

Los vecinos y vendedores narraron a Diario El Mundo que todo inició entre las 9:30 y 10:00 de la mañana, y aunque no hay una hora fijada del comienzo del incidente, sí aceptaron que tuvieron que “salir sin nada”.

El incendio fue espantoso, fue un abrir y cerrar de ojos, lo que más nos afectó a nosotros y la preocupación es que hay personas de la tercera edad, niños que andan jugando y todo y a parte los compradores que andaban”. explicó la comerciante, Susana Menéndez.

Personas altruistas se disponían a ayudar a sacar cosas de aquellos que aún podían hacerlo, además puestos cercanos como un vivero ofrecieron el agua que tenían para intentar socavar el incendio mientras más pipas arribaban.

Un helicóptero de la Fuerza Armada sofoca el incendio con el bambi bucket. Foto DEM-Óscar Machón

“Yo trabajo en el vivero, cuando venimos a ver ya estaba las llamaradas en la primera entrada y todas las personas empezaron a salir, y en el vivero mantenemos un cumbo de agua y lo empezamos a tirar a queriéndolo apagar, pero ya no se podía”, relató Karla Romero, quien labora en local. Tras una línea amarilla de “no pasar” se encontraba Juan Fernando Alfaro, quien buscaba a su esposa “Edelmira”, a quien había dejado en los puestos de verduras y piñatas con los que se han ganado el sustento durante los últimos 23 años.

Sofocado el fuego, así lucía el mercado San Miguelito con los productos que no lograron sacarse. Foto DEM-Jaqueline Villeda

Y aunque por fortuna don Juan encontró respuesta en un conocido que le aseguró que su esposa estaba bien, lamentó que ahora no saben cómo cancelar los préstamos que han realizado.

El tiempo de permanencia en el emblemático mercado San Miguelito puede variar para los vendedores, algunos como la esposa de Alex Villalta tenían entre tres o cuatro años, y otros como Ana del Carmen Prado superan los 40 años, sin embargo la pérdida y duda de qué sucederá era la misma.

Prado recordó que la última vez que tuvieron que vender en la calle fue para los terremotos del 2001, cuando estuvieron por tres años en las cercanías del mercado San Miguelito, mientras este volvía a ser seguro para la venta.

Foto DEM-Francisco Valle

Casi la mitad

El ministro de Gobernación, Juan Carlos Bidegain Hananía, aseguró que en el lugar se reportaron 11 pipas de agua provenientes de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), el Ministerio de Obras Públicas, entre otros, así como Anda que subió la presión de los hidrantes en la zona.

El incendió logró ser controlado a mediodía según Bidegain, y Bomberos aseguró que el incendio consumió un 45 % de la infraestructura y que “se logró resguardar el área de verduras, especies, granos básicos, del sector Oriente”.

Vendedores solo solicitaron ser reinstalados de inmediato.