La Fiscalía General de la República (FGR) y la Policía Nacional Civil (PNC), incautaron ayer un aproximado de 500 kilos de cocaína en una embarcación, de tipo “tiburonera”, procedente del Golfo de Fonseca que fue interceptada en la Bahía de Jiquilisco, Usulután, al suroriente del país, donde uno de los tripulantes murió en un supuesto tiroteo y otra persona fue capturada.

Nacionales

Incautan 500 kilos de cocaína valorados en $12.5 millones Durante la incautación, un traficante murió y otro fue capturado, ambos presuntamente de nacionalidad guatemalteca.

Leonardo Cerón

viernes 12, febrero 2021 • 6:00 am

Compartir

La Fiscalía General de la República (FGR) y la Policía Nacional Civil (PNC), incautaron ayer un aproximado de 500 kilos de cocaína en una embarcación, de tipo “tiburonera”, procedente del Golfo de Fonseca que fue interceptada en la Bahía de Jiquilisco, Usulután, al suroriente del país, donde uno de los tripulantes murió en un supuesto tiroteo y otra persona fue capturada.

La droga incautada asciende a 500 kilogramos, con un valor de $12.5 millones, según reveló el fiscal general de la República, Raúl Melara.

“Una investigación con la que damos un durísimo golpe al narcotráfico en la región: 500 kilos de cocaína, valorada en $12.5 millones” informó el fiscal Melara, a través de su cuenta de Twitter.

Así mismo, el ministro de Seguridad pública, Rogelio Rivas, se refirió a la incautación como “un duro golpe”. Hemos dado un nuevo golpe al narcotráfico internacional: hace apenas unas horas, la Sección Táctica Operativa de Reacción Marítima (STORM), de la  PNC (…)con un valor de $12.5 millones”.

La fiscalía explicó que la droga era transportada en 17 bultos en una lancha tipo “tiburonera” y añadió que ese tipo de embarcación cumplía con las características de las lanchas utilizadas en Guatemala.


¿Cómo ocurrió?

Según el ministro de Seguridad, Rogelio Rivas, el operativo para la incautación de la droga inició alrededor de 1:30 de la madrugada en aguas del Golfo de Fonseca, La Unión, y finalizó a la altura de la Bahía de Jiquilisco, Usulután.

Añadió que la investigación se ejecutó por la información brindada por las agencias de inteligencia del Gobierno estadounidense.

“En la acción hubo persecución de narcolancha desde el Golfo de Fonseca, y a la altura de la Bahía de Jiquilisco, los traficantes atacaron con arma de fuego”. Rogelio Rivas, ministro de Seguridad

“Es una investigación con el Gobierno de los Estados Unidos, a través de las agencias de investigación, es así como se da a la 1:30 de la madrugada en la Bahía de Jiquilisco la intercepción de la embarcación”, explicó Rivas.

Versión que fue confirmada por el director de Unidades Especializadas de la Fiscalía, German Arriaza, quien explicó que se contaba con información desde el pasado martes, que la embarcación con drogas “iba a pasar por costas salvadoreñas, ingresando por el Golfo de Fonseca hacia Guatemala”.

Durante la persecución hubo intercambios de disparos entre los traficantes y las autoridades salvadoreñas, y como resultado uno de los traficantes murió y otro fue capturado, dijeron las autoridades.

“Una investigación con la que damos un durísimo golpe al narcotráfico en la región: 500 kilos de cocaína, valorada en $12.5 millones”. Raúl Melara, fiscal general de la República

“Estas personas sabiendo que llevaban ilícito se dieron a la fuga, iban armadas. Se encontró un arma de fuego en la embarcación”, informó la jefa fiscal antinarcotráfico, Olga Rivera.

El detenido fue identificado como Francisco Eduardo Martínez, de 22 años, de nacionalidad guatemalteca, mientras que el muerto fue identificado como Fernando Martínez Amaya, de 22 años y se presume también de origen guatemalteco.

El cadáver del traficante fue retirado por equipos de inspecciones oculares de la PNC, fiscalía y el Instituto de Medicina Legal de la regional de San Vicente.

Acumulado.

Según el Ministro de Seguridad Pública, en lo que va del año se han incautado $50 millones en cocaína. Añadió que no se cuenta con información que El Salvador sea un objetivo para los carteles  para llevar droga hacia el norte del continente. En 2020, Estados Unidos señaló a El Salvador como uno de los países de tránsito de droga.