Economía

Importación de computadoras creció en más del 100 % en enero El año inició con una acelerada demanda de equipos por el teletrabajo y las clases a distancia. Sin embargo, no todos optan por equipo nuevo, también crece la compra de repuestos.

José A. Barrera

martes 16, febrero 2021 • 5:30 am

Compartir

La importación de computadoras en enero superó en más de un 100 % la demanda que el país tuvo en el mismo mes del año pasado.

Según un análisis del Banco Central de Reserva (BCR), en enero, el país importó equipos valorados en $12.7 millones, 108.2 % más que lo que registró en las cifras de comercio exterior en el mismo ciclo de 2020.

Douglas Rodríguez, presidente de la entidad, consideró que esta tendencia se ve influenciada  por el inicio del ciclo escolar, el cual se desarrolla en modalidad virtual, pero también por una mayor adopción del teletrabajo, esquema que se comenzó a adoptarse el año pasado por la pandemia del covid-19.

César Alvarado, gerente de Estadísticas Económicas del BCR, explicó que las cifras presentadas ayer, abarcan -además, de computadoras portátiles y de escritorio- a periféricos (como el “mouse”, entre otros), además de teléfonos y tabletas.

Tendencias.

Miguel Avoleván, gerente de ventas de la tienda en línea y compañía de logística StarShip, explicó que los incrementos se iniciaron el año pasado, pero que se acentuaron con el reinicio de la temporada de clases en el primer mes de 2021.


“En nuestro caso han crecido un 85 % las importaciones de laptops, tablets y también la de repuestos”, explicó.

Añadió que muchos de los casos de nuevos compradores son los de familias con más de un hijo, quienes se han visto en la necesidad de hacer una inversión mayor en equipos debido a que los horarios  dificultan que dos estudiantes, en diferentes cursos, por ejemplo, se puedan sumar a las plataformas donde reciben sus clases.

En nuestro caso ha crecido en un cerca de un 85 % la importación de computadoras y tablets y de repuestos para este tipo de equipos”, Miguel Avoleván, Gerente de ventas de StarShip

Avoleván dijo también que no todos los casos requieren de la compra de un equipo nuevo, muchos están comprando repuestos e incluso equipos de gama baja para mantenerse conectados, esto también abre la puerta para la compra de cámaras webs y otros dispositivos como audífonos.

“A parte de las personas naturales, trayendo equipos para uso propio, tenemos clientes talleristas de computadoras que han aumentado su cantidad de productos con repuestos de laptops, pantallas, teclados… todo eso ha venido aumentando por el teletrabajo”, agregó.

Celina Dubón, gerente y propietaria de la tienda y taller de servicio Laptops G&D, dijo también que hay muchos casos en el que los usuarios están reparando equipos viejos, actualizando la velocidad o reemplazando sus unidades de almacenamiento, a modo de aprovecharlos al máximo.

También destacó la inversión que realizan algunas empresas para dotar de herramientas a sus colaboradores, como el caso de varios call-centers que también han invertido equipos nuevos para su personal en labores de forma remota.

Se ha invierte bas-tante en informática, pero también en comprar silla y escrito... de armar oficina en casa. Han visto la necesidad de hacerlo”, Celina Dubón, Gerente de Laptops G&D

“La gente está invirtiendo mucho en informática, pero también en mobiliario para armar su oficina en casa. Han visto la necesidad de eso”, sentenció.

Consideró que en el ámbito estudiantil las compras no solo son de parte de estudiantes, sino de maestros que buscan asegurar sus labores pedagógicas.

Este panorama no solo ha beneficiado a talleres y compañías enfocadas a las compras en línea, las cadenas minoristas enfocadas en tecnología han lanzado promociones para capturar una demanda atípica todavía influenciada por la pandemia.

Avoleván dijo que en el caso de las compras de computadoras, laptops y celulares no se benefician de la entrada en vigor de la Ley de compras en línea que eliminó el cobro del Derechos Arancelarios a la Importación (DAI), un beneficio que ampara a productos con valores de menos de $200, pero si de la eliminación del cobro de la Contribución Especial para la Seguridad y la Convicencia Ciudadana (CESC) que grababa a los artículos tecnológicos y servicios de telecomunicaciones con un 5 % de su valor.