Con más de un año de vivir bajo estrictas restricciones sociales y económicas, el mundo este desesperado por regresar a nuestra vida que conocíamos antes de esta devastadora y terrible pandemia. Familias y amigos desean volver a convivir, visitarse, abrazarse. Muchos sectores de la economía buscan un respiro que les permita alguna recuperación a su tan dañado modelo de negocio. Las últimas recomendaciones del Centro para el Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, nos parecen traer alguna esperanza.

Opinión

Implicaciones de recomendaciones del CDC a individuos con inmunización completa en el país Las implicaciones que las recomendaciones del CDC para individuos con inmunización completa no tienen ninguna aplicación para nuestro país.

Dr. Alfonso Rosales / Médico epidemiólogo @alfonso76657962

jueves 20, mayo 2021 • 12:00 am

Compartir

Con más de un año de vivir bajo estrictas restricciones sociales y económicas, el mundo este desesperado por regresar a nuestra vida que conocíamos antes de esta devastadora y terrible pandemia. Familias y amigos desean volver a convivir, visitarse, abrazarse. Muchos sectores de la economía buscan un respiro que les permita alguna recuperación a su tan dañado modelo de negocio. Las últimas recomendaciones del Centro para el Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, nos parecen traer alguna esperanza.

Los Estados Unidos ha vacunado al menos 275 millones de su población. Por ello el CDC ha publicado a finales de abril sus recomendaciones iniciales de salud pública para las personas totalmente vacunadas (personas que llevan al menos dos semanas después de haber recibido su segunda dosis de vacuna de Pfizer-BioNTech o Moderna, o de su vacuna de dosis única de Janssen). Estas recomendaciones representan el primer paso para que las personas retomen su vida prepandemia.

Los datos actuales demuestran que las vacunas autorizadas contra la covid-19 (Coronavac no está incluida en este grupo) son eficaces entre los adultos de diferentes edades, razas y etnias, y entre aquellos con condiciones médicas subyacentes. Incluso si las personas totalmente vacunadas se infectan, es mucho menos probable que desarrollen una enfermedad grave, sean hospitalizados o mueran. Además, las pruebas preliminares, pero que aumentan rápidamente, sugieren que las personas totalmente vacunadas probablemente representen un riesgo mínimo de transmisión a las personas no vacunadas. Hay algunos factores que, debido al corto tiempo de implementación de los programas de vacunación, aún permanecen sin evidencia, como por ejemplo el tiempo de protección, pero a pesar de estas incógnitas, las personas totalmente vacunadas pueden reanudar ya varias actividades, con poco riesgo para ellas mismas, pero teniendo en cuenta el riesgo potencial de infectarse y transmitir el virus a otras personas.

Con las nuevas recomendaciones de los CDC, las personas totalmente vacunadas pueden compartir una comida o una noche de cine en su residencia privada, sin mascarillas ni distanciamiento físico. Las personas totalmente vacunadas también pueden hacer estas cosas con familiares y amigos no vacunados; sin embargo, deben mantenerse las medidas de prevención (como el uso de mascarillas y el distanciamiento físico) si alguna persona no vacunada corre el riesgo de contraer el covid-19 grave o si se mezclan varios hogares con personas no vacunadas. Además, la mayoría de las personas totalmente vacunadas ya no tendrán que someterse a las pruebas de detección de la infección por el SRAS-CoV-2 ni a la cuarentena si se exponen a alguien con covid-19, lo que les permitirá ir a trabajar, cuidar de sus familias y continuar con su vida cotidiana.

Con los altos niveles de transmisión en la comunidad y la amenaza de variantes de SARS-CoV-2 preocupantes, el CDC sigue recomendando una serie de medidas de prevención para todas las personas, independientemente del estado de vacunación. Entre ellas, seguir utilizando una mascarilla bien ajustada cuando se esté en público o con personas con riesgo de contraer el covid-19 grave, evitar las reuniones multitudinarias y posponer los viajes. Además, deben mantenerse las estrategias de prevención a nivel comunitario. Para reducir la transmisión, son esenciales las estrategias de prevención, como la obligación de utilizar mascarillas universales y las restricciones a la ocupación de espacios interiores y al tamaño de las reuniones sociales.

¿Qué significan estas nuevas recomendaciones del CDC para El Salvador?


Para responder a esta pregunta necesitamos tomar en cuenta un par de variables. Primero, El Salvador tiene una cobertura a el día 18 de mayo de casi 22%, lo cual equivale a 60% menos que la cobertura actual de 82% de los Estados Unidos, La otra variable, aun mas importante es que nuestro país está utilizando una vacuna aún no aprobada por los mecanismos reguladores mundiales, y que según últimos reportes únicamente provee una protección del 50%, a diferencia de Estados Unidos que utiliza solamente vacunas aprobadas y con una protección del al menos 94%. Por ello, las implicaciones que las recomendaciones del CDC para individuos con inmunización completa no tienen ninguna aplicación para nuestro país.