El Domingo de Ramos celebra la entrada de Jesucristo en Jerusalén y marca el inicio de la Semana Santa. /DEM

Nacionales

Iglesia católica suspenderá procesión del Domingo de Ramos Las misas y eventos religiosos se llevarán a cabo respetando medidas de bioseguridad y evitando aglomeraciones para evitar el covid-19, anunció el arzobispo de San Salvador.

Jaqueline Villeda

domingo 21, marzo 2021 • 2:34 pm

Compartir

El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, informó esta mañana sobre la suspensión de la procesión del Domingo de Ramos, a realizarse el 28 de marzo, con el objetivo de evitar aglomeraciones y contribuir a no generar más contagios de covid-19. Sin embargo, aseguró que se llevará a cabo la misa y la bendición de palmas, pero dentro de las iglesias.

“La próxima semana será Semana Santa, como todos sabemos, inicia el Domingo de Ramos, aunque por razón de seguridad sanitaria se omitirá la tradicional procesión de ramos, pero sí habrá la santa misa y la bendición de las palmas”, dijo el líder religioso.

Escobar Alas aclaró que “no es que sea una norma suspenderla, sino que nosotros pensamos que es mejor evitar”, así como que esta procesión será por el momento la única que se suspende por causa del covid -19.

Las demás actividades, como el Vía Crucis, sí se llevarán a cabo, solo que se que permitirá transitar con la imagen a “unas 10 personas” en el recorrido de las estaciones, y en lugar del acompañamiento los feligreses deberán apreciar la procesión desde sus casas.

Dentro de la catedral Metropolitana se realizará otro cambio, el día Jueves Santo, cuando se desarrolle una procesión dentro del templo donde se lleva al santísimo al monumento conocido como “la hostia consagrada”, se restringirá el acceso a las personas para “evitar que caminen juntas y que se aglomere la población”.

“En cada estación estarán las personas vecinas que asisten a esa estación y las demás lo ven pasar y se unen desde sus casas a la procesión del Vía Crucis, pero no queremos que vayan gran cantidad de personas, ¿por qué?, porque no queremos que vayan con un peligro de contagio”, manifestó monseñor.


Antes del covid-19, los feligreses de la Iglesia católica acompañan una procesión con ramos el primer domingo de la Semana Santa. Sin embargo, esta celebración queda suspendida por la pandemia. /DEM

Semana Santa por redes sociales.

El arzobispo informó que dentro de las estrategias para evitar aglomeraciones y contagios no se tendrán únicamente las medidas de bioseguridad como la toma de temperatura, el uso de alcohol gel o el mismo distanciamiento social, pues este año se transmitirá cada uno de los eventos religiosos por radio, televisión, y redes sociales como Facebook.

“Y aprovecho para invitar a todos a que participemos de la Semana Santa, el que hayan restricciones físicas no nos impiden estar con el señor, va a ser una Semana Santa celebrada con más interioridad y espiritualidad, tal vez menos expresión física pero sí más recogimiento y oración”, enfatizó Escobar.

Otros cambios de rito.

El cambio de algunos ritos ya ha sido impulsado por parte de la Iglesia católica en el país, por ejemplo en el Miércoles de Ceniza, realizado el 17 de febrero, el sacerdote evitó tocar a la persona al momento de colocar las cenizas, optando por colocarla en la cabeza sin realizar el signo en la frente, o proceder a dibujar la cruz a través de un pedazo de papel o hisopo.

Además, los Vía Crucis, iniciados desde la cuaresma, fueron impulsados sin personas, utilizando la dinámica actual en el que la procesión llega hasta la feligresía.

En lugar de la imposición de la ceniza en la frente, el sacerdote dejaba caer un poco de ceniza en la cabeza de los fieles debido a la pandemia del covid-19. /DEM