Fotografía: Agencia AFP

Nacionales

Iglesia católica salvadoreña llama a reanudar el diálogo en Nicaragua

Redacción Web-DEM-Agencia

viernes 20, julio 2018 • 7:59 am

Compartir

La Conferencia Episcopal de El Salvador se solidarizó con el pueblo nicaragüense y con la iglesia ante la crisis que vive el país desde hace tres meses, la cual ha cobrado la vida de 280 personas. Asimismo, hicieron un contundente llamado a reanudar el diálogo para poner fin al conflicto.

"Nos unimos al llamado del Papa Francisco y de su representante en Nicaragua en favor de una tregua y a volver a la mesa de diálogo. Creemos que es la única salida viable a este conflicto. Invitamos a cada nicaragüense en estos momentos a ofrecer lo mejor de sí mismos para encontrar una pronta y pacífica solución a esta crisis que envuelve la nación", dijo la Iglesia Católica a través de un comunicado.

Protesta en El Salvador contra represión de Ortega

El llamado fue extensivo a "nuestros sacerdotes, religiosos, religiosas y demás agentes de pastoral y a todo el pueblo de Dios a unirnos en la plegaria a favor de una pronta y pacífica solución del conflicto nicaragüenses".

Además, dijeron sentirse conmovidos por la "valentía y generosidad" por parte de la Iglesia en Nicaragua, "acompañando al pueblo que sufre". Agregaron que se solidarizan "ante las agresiones físicas y verbales que han padecido por su tarea pacificadora".

El presidente de Nicaragua Daniel Ortega denunció este jueves "una conspiración" para sacarlo del poder y tildó a los obispos de "golpistas", lo que deja en entredicho la gestión mediadora de la iglesia en el diálogo para buscar una salida a la crisis política.


Ortega arremete contra obispos y los acusa de “golpistas”

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), como mediadora del diálogo, propuso una agenda para democratizar el país y adelantar los comicios de 2021 a marzo del 2019, lo que Ortega rechazó varias semanas después.

Las protestas en contra del gobierno estallaron hace tres meses en oposición a una reforma a la seguridad social, pero la represión hizo que se propagaran hasta convertirse en un amplio movimiento que sigue reclamando la salida del poder de Ortega.