Las actividades religiosas fueron suspendidas para evitar contagios de covid-19 a nivel nacional. / DEM

Nacionales

Iglesia católica reiniciará misas desde el 30 de agosto Los fieles católicos deberán cumplir un protocolo establecido por la iglesia.

Roxana Lemus

lunes 17, agosto 2020 • 12:04 am

Compartir

La Conferencia Episcopal de El Salvador (Cedes) informó ayer que el próximo 30 de agosto se reabrirán los templos para realizar misas con presencia de fieles, aunque la reanudación de las actividades será de manera gradual.

La fase uno establecida por la iglesia católica, que permitirá la participación de un tercio de la feligresía, tendrá lugar entre el 30 de agosto y el 15 de septiembre. Para esta primera etapa, los fieles podrán asistir a misas los días jueves, sábados y domingos manteniendo las medidas establecidas por el protocolo de acciones sanitarias elaborado por Cedes.

De acuerdo con el documento, los católicos deberán usar de manera obligatoria la mascarilla para asistir a la eucaristía, se les deberá tomar la temperatura y tendrán que  desinfectarse con alcohol gel al ingresar y salir del templo.

Asimismo, indica que las parroquias deben establecer un equipo de apoyo, que se encargará de garantizar el cumplimiento de las medidas, la existencia de insumos de higiene, los lugares destinados para el lavado de manos y una cartelera de covid-19 para evitar la desinformación.

Durante la liturgia, el protocolo recomienda mantener un solo cantor y algún instrumento; indica que no habrá hoja de canto ni se distribuirán  páginas con las lecturas “o cualquier otro objeto o papel”.

“El cestillo de la colecta no se pasará durante el ofertorio, sino que el equipo de apoyo lo ofrecerá a la salida de la misa, siguiendo los criterios de seguridad señalados y manteniendo los dos metros de distancia”, precisa el protocolo.


En el mismo sentido, menciona que el sacerdote a cargo de la misa deberá desinfectarse las manos al iniciar la eucaristía y los demás ministros harán lo mismo antes de distribuir la hostia.

Al terminar la misa, el equipo de apoyo garantizará que no se formen aglomeraciones y se mantenga el distanciamiento de dos metros.

El protocolo es el mismo para la fase dos establecida por la iglesia, que está prevista entre el 16 y 30 de septiembre, aunque en esta etapa se recibirá a diario la mitad de la capacidad de la iglesia, mientras que en la fase tres, que se prevé será del 1 de octubre en adelante, se podrán llenar los templos manteniendo las medidas necesarias.

Los ritos

 

La comunión

La hostia será entregada en la mano de los fieles católicos, mismos que deben acercarse con mascarilla y se la quitarán únicamente para ese momento. El sacerdote deberá desinfectarse para entregar la comunión y si es muy anciano deberá establecer ministros para que la entreguen.

 

Ofrendas

De acuerdo con el protocolo, el cesto de la colecta no se pasará en el ofertorio, sino que el equipo de apoyo lo ofrecerá a la salida de la misa, siguiendo las medidas y manteniendo los dos metros de distancia.

 

Saludo de paz

El saludo de paz durante la liturgia deberá ser sustituido por un gesto para evitar el contacto físico entre los fieles católicos.

 

No coros

Para el caso de los coros, el protocolo recomienda mantener un solo cantor y algún instrumento, asimismo indica que no habrá hoja de cantos ni se distribuirán lecturas.