Fueron casi 2.000 documentos los que desclasificó ICE, con varias conversaciones entre agentes de inmigración. /@ICEGOV

El Mundo

ICE revela que vigila redes sociales y autos de indocumentados

Redacción Internacional

lunes 18, marzo 2019 • 12:00 am

Compartir

El Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) consiguió  en diciembre de 2017 un contrato que permitió a más de 9,000 agentes tener acceso al sistema que registra los movimientos de cualquier vehículo en decenas de ciudades de EE.UU., facilitando así la búsqueda, detención y deportación de sus objetivos: indocumentados con antecedentes penales y sin ellos, informó Univision.

“¡Buenas noticias!”, celebró el supervisor de detenciones y deportaciones de la oficina de ICE en San José, en el norte de California, en un memorando que envió a los agentes bajo su cargo el 8 de febrero de 2018. En ese correo electrónico les notificó que en los siguientes días recibirían códigos para entrar al polémico sistema que reúne información de placas de auto (LPR) gracias a un contrato de $6.1 millones con la empresa de seguridad tecnológica Vigilant Solutions.

Este correo y cientos más redactados por oficiales de ICE entre el 22 de septiembre de 2014 y el 11 de junio de 2018 son parte de los miles de documentos que la agencia federal desclasificó y entregó a la Unión Americana de Libertadas Civiles (ACLU) por una demanda que le exigió revelar los detalles del programa.

Dichas comunicaciones internas revelan desde un desesperado interés por tener acceso a cientos de millones de datos que le ofrecía Vigilant Solutions, cómo sus agentes migratorios ya pedían la localización de autos de fugitivos a policías locales antes de tener tal contrato y hasta advertencias de evitar que los indocumentados supieran sobre ese método de operación.

El sistema que dicha compañía vende a las agencias del orden recopila cada día millones de registros de placas de autos a través de múltiples cámaras con lectores que ha colocado en las 50 ciudades más pobladas del país. Están en patrullas, casetas de peaje, puentes, letreros de carretera, grúas y un largo etcétera.

Solo basta que un oficial coloque el número de placa del vehículo en una página de Internet restringida para recibir ‘un mapa’ de los lugares, fechas y horas por los cuales pasó ese auto en cierto período. Así los detectives obtienen información que facilita la vigilancia y el arresto del individuo.


ICE explicaba en un correo el 11 de diciembre de 2017 que esta táctica le permite rastrear los patrones de conducta del fugitivo y planificar los arrestos en lugares donde hay menos riesgos.

Entre los casi 2,000 documentos que ICE desclasificó se encuentran varias conversaciones por Internet entre uno de sus agentes y un detective de la Policía de La Habra, en el sur de California, las cuales exponen que el sistema PLR y las redes sociales se volvieron útiles en sus investigaciones.